La Comunidad reforzará en Abarán la seguridad de los motociclistas con la instalación de doble bionda

0
608

Un estudio pionero en España, realizado por la Comunidad Autónoma, determina que los accidentes de motociclistas se concentran en 28 tramos de 20 carreteras de la red regional de carreteras, que representan tan sólo un 2 por ciento del total, y en ellos se instalará una doble barrera de seguridad, o bionda, entre otras medidas, para reducir la accidentalidad y reforzar así la seguridad de los conductores de motocicletas.

La doble bionda es un elemento de protección de seguridad vial especialmente diseñada para motoristas para impedir que impacten contra los postes verticales o se cuele entre ellos, lo que puede causar serias lesiones a los conductores.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, presentó hoy a los representantes del colectivo motociclista las conclusiones del estudio realizado por su Departamento, en el que, por primera vez en el ámbito nacional, se analiza la accidentalidad de estos usuarios en la red regional de carreteras y se definen las medidas para reducirla.

Patricio Valverde anunció que se va a actuar “de manera inmediata” en 16 de los 28 tramos de concentración de accidentes de motoristas (TCAM) detectados en carreteras regionales, en los que se va a invertir más de 250.000 euros durante este año. Se actuará en carreteras que discurren por los municipios de Ábarán, Águilas, Alcantarilla, Cartagena, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Lorca, Molina de Segura, Murcia, Puerto Lumbreras, y Santomera.

La salida de la vía es la segunda causa de accidentes de los motociclistas y justifica que la medida principal que propone el estudio sea la instalación de la doble bionda. Los accidentes en este colectivo se producen principalmente en rectas y están provocados por giros de los vehículos sin señalizar.

Asimismo, la Consejería reducirá la velocidad en tramos con alta accesibilidad a la carretera por múltiples intersecciones y se va a proceder al refuerzo del balizamiento en las curvas mediante paneles direccionales, hitos de arista y captafaros, así como la señalización de preavisos de tramos curvos y señales de velocidad máxima aconsejable en función de los radios de las curvas. Igualmente, se prohibirá adelantar en tramos con excesiva accesibilidad a las carreteras.