Ahora la solidaridad se imprime en 3D

0
893

La crisis del Coronavirus no entiende de clases sociales, ni de edad. La solidaridad para superar esta crisis sanitaria, tampoco. El deseo de ayudar a los demás es superior en cualquiera de los casos. Eso es precisamente lo que animó al abaranero, Antonio Ruiz, informático de profesión, a unirse al grupo CV19_FAB_MURCIA, y desde el pasado sábado ponerse a fabricar viseras en 3D para enviarlas al SMS que es quien las termina, desinfecta y las reparte entre los centros sanitarios que las necesitan.

Aunque Antonio reconoce que produce menos de lo que le gustaría puesto que tiene que alternar esta actividad con su trabajo diario, quiere hacer un llamamiento a las personas que tengan una impresora 3D, para que se unan a este proyecto que en nuestra comarca reúne a unos 25 voluntarios, 800 en la Región y unos 15.000 en todo el país.

Y mientras que este joven cuando llega del trabajo se pone a imprimir estas viseras de unos 13 gramos de peso fabricadas en PLA, su mujer, también aporta su granito de arena en esta crisis del coronavirus, confeccionando mascarillas para el personal sanitario.

Gestos como este, sin duda, es lo que nos hace grandes a las personas.