CC OO recurrirá la oposición para elegir al sargento de la Policía Local de Abarán

0
941

La oposición convocada por el Ayuntamiento de Abarán para cubrir la plaza de sargento de la Policía Local está en el punto de mira. El sindicato Comisiones Obreras prepara ya un recurso contra esta prueba en el que solicitará que se retrotraiga el procedimiento al momento anterior a la realización del examen -y, por tanto, que este se repita-. El motivo, según remarca Miguel Alcaraz, coordinador de Administración Local de CC OO, es que se han incumplido las bases de la oposición. Noticia publicada por La Verdad.

El quid de la cuestión, en este caso, se encuentra en el esperado anonimato de los aspirantes a la plaza de sargento. Según marcan las bases de esta prueba, que fueron publicadas en el Boletín Oficial de la Región (BORM), «con el fin de garantizar el anonimato de los aspirantes en la realización de los ejercicios, y siempre que los mismos lo permitan, no podrá constar en estos ningún dato de identificación personal de los aspirantes».

Una premisa a la que, denuncia el sindicato, el tribunal hizo caso omiso, ya que pidió a los ocho aspirantes a la plaza que colocasen su nombre y su número del carné de identidad en las pruebas escritas.

La situación ya provocó que uno de los candidatos presentase una reclamación contra el ejercicio teórico escrito. El tribunal calificador, en el acuerdo emitido para desestimar esa reclamación, explica algunas de las circunstancias que se dieron en la prueba y que, a su entender, son determinantes. En este sentido, recalca que solo fueron ocho los aspirantes, que el ejercicio se realizó en una sala muy pequeña durante una hora y que los miembros del tribunal, durante sus tareas de supervisión, «tuvieron en todo momento acceso visual a la redacción de los ejercicios, pudiendo reconocer el tipo de letra de los aspirantes a la hora de la corrección». Ante esta serie de aspectos, remarca este órgano, «el anonimato de los aspirantes no iba a ser materialmente posible» por lo que decidió pedir a estos que colocasen sus nombres en el examen. Hace hincapié, además, en que se contó con el consentimiento de los aspirantes.

«Entiende este tribunal que, por el hecho de interpretar una de las bases de forma razonada y no arbitraria (…) no tiene por qué dudarse de su imparcialidad y objetividad en la corrección de los ejercicios y, por tanto, en la validez de las calificaciones resultantes». La concejal de Policía y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Abarán, Alba Gómez, defendió la decisión adoptada por el tribunal. «Han demostrado su imparcialidad y han actuado en todo momento ajustándose a la legalidad vigente», sostuvo. CC OO, sin embargo, cree que el tribunal debería haberse limitado a cumplir las bases. Está ultimando un recurso, que presentará en los próximos días, para tratar de tumbar la prueba.