Comienza en Ojós el I Congreso Internacional ‘Arte, Naturaleza y Paisaje en el Mediterráneo’

0
242

El municipio del Valle de Ricote se convierte en sede del I Congreso Internacional ‘Arte, Naturaleza y Paisaje en el Mediterráneo’, que se celebra del 11 al 13 de octubre.

Disciplinas como la pintura, la escultura, el performance, la instalación, el arte sonoro, Land Art o la arquitectura perfilan un marco de expresión artística en consonancia con el entorno. Se trata de pensar y actuar ‘en’ y ‘con’ el paisaje no urbano, entendiendo la existencia de un ecosistema en constante evolución y una actividad humana que plantea nuevas relaciones entre el arte y la naturaleza, cuestiones que se expondrán en el I Congreso Internacional de Arte, Naturaleza y Paisaje en el Mediterráneo que se celebra en Ojós del 11 al 13 de octubre.

• El programa incluye, entre otras, investigaciones desarrolladas en el entorno natural de la Región de Murcia, como las que estudian la transformación del paisaje natural debido a la actividad minera en la Sierra Minera de Cartagena y La Unión.
• Propuestas de actuación en espacios protegidos, como la recuperación de lasSalinas de Marchamalo, consideradas de interés cultural y ambiental.
• Proyectos artísticos que buscan realzar el paisaje industrial del esparto de Cieza, con un enfoque poético y documental.
• Líneas de trabajo con trasfondo de crítica desde los ámbitos educativo y la investigación pictórica, que exponen el paisaje en un segundo plano, a través de una perspectiva artificial y humana.
• La identificación de los sistemas hidráulicos en los espacios irrigados del Valle de Ricote, desde el desfiladero de Los Almadenes, mediante un recorrido transversal por el cauce del río Segura.
• Una propuesta de instalación,a partir de materiales del propio espacio natural, busca lareflexión sobre la presencia del hombre en su entorno y su papel de salvaguarda, un discurso diferente acerca del paisaje fluvial de ribera mediterráneo.
• Una recopilación de fotografías de los materiales que conforman el paisaje del Mediterráneo se dirige hacia nuevos enfoques para la creación artística.
• Obras creadas mediante la reutilización de materiales propios de la naturaleza,como símbolos y metáforas de lo femenino y conexión con el entorno originario: el cartón, la madera, el esparto, la cera de abeja y la arena.
• Sonora, escuela de experimentación en el entorno del Valle de Ricote, un proyecto que aporta experiencias transformadoras a través del paisaje sonoro para estimular una conciencia de ecología acústica.
• Una actuación educativa nos traslada a la Sierra del Buitre, a través de un patio de recreo de instituto convertido en paisaje emocional con la incorporación de colores, texturas y colores.
• En el plano de la gestión cultural, destaca el proyecto de divulgación desarrollado desde el Ayuntamiento de Cartagena, en la diputación de El Beal, para concienciar a los vecinos de la importancia del yacimiento paleontológico de Cueva Victoria, con visitas guiadas encaminadas a establecer una accesibilidad física e intelectual al yacimiento, entre otras acciones.

Partiendo de estas reflexiones, el paisaje invita a la contemplación del entorno, se fusiona con la expresión artística o la ensalza y viceversa. Es un elemento de inspiración y desafío, dualidad que realza la conexión arte-naturaleza y arte-paisaje. Ambos axiomas engloban el uso de elementos naturales en el arte contemporáneo y la creación artística en relación al entorno natural y/o humano, vertientes que junto al conocimiento, promoción y preservación de la naturaleza mediante el arte, proyectos o acciones y la gestión de espacios, se convierten en los ejes transversales del I Congreso Internacional ‘Arte, Naturaleza y Paisaje en el Mediterráneo’, que se celebra en Ojós (Murcia) del 11 al 13 de octubre.

Este encuentro entre investigadores y profesionales para el intercambio de propuestas científicas y proyectos con un enfoque multidisciplinar, ha sido organizado por el Ayuntamiento de Ojós, con el apoyo de la Consejería de Turismo y Cultura, a través de la Dirección General de Bienes Culturales y la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente a través de la Dirección General del Medio Natural, y con la colaboración de la Casa del Mediterráneo, la Fundación Cajamurcia y la Asociación Cultural para el Desarrollo, Fomento y Divulgación Cultural y Natural de Ojos con el acrónimo de OXOX, que ha desarrollado una nueva línea de actuación que sirva como punto de encuentro entre investigadores, artistas, pensadores y gestores del patrimonio natural y cultural con proyección de continuidad.

El programa definitivo se compone de 50 intervenciones, entre las ponencias plenarias, mesas redondas, presentación de proyectos y 33 comunicaciones seleccionadas por el Comité Científico. Especialistas en la materia, procedentes del ámbito nacional e internacional, conforman un Comité Científico de reconocido prestigio, que se une a la participación de expertos de las áreas académicas y profesionales en las diferentes disciplinas.

Dentro de las ponencias marco, José María Egea, Catedrático de Botánica de la Universidad de Murcia centra su intervención inaugural en los paisajes agrarios y la identidad territorial. “Los sistemas agrarios tradicionales –explica- constituyen auténticos paisajes culturales, donde la huella humana ha dejado unos espacios heterogéneos, diversos, interdependientes y sostenibles, reflejo de una relación armónica del hombre con la naturaleza”.

Egea ha desarrollado su actividad investigadora en el Campo de la Biodiversidad Agraria, la Agroecología y el Desarrollo Rural desde el año 2000. En su intervención expondrá “el origen y la evolución de los paisajes agrarios, la necesidad de diseñar otros de base arqueológica para afrontar los grandes retos ambientales y alimentarios del siglo XXI, con mención a la relación del paisaje con las manifestaciones artísticas y su papel en la construcción de entornos más amigables con nuestros recursos naturales y medio ambiente”.

Entre las propuestas de base teórica y práctica, destacan acciones creativas con enfoques pedagógicos y de colaboración social, como los de la investigadora Lucía Loren, que plantea una visión global del arte, el paisaje y la educación desde un prisma eco-social. En los últimos años, su práctica artística ha derivado hacia “la búsqueda y comprensión del territorio como generador de ecosistemas naturales y culturales que nos vinculan al lugar”, explica. Docente en el Grado de Bellas Artes de la Universidad Antonio de Nebrija, su atenta mirada hacia las relaciones complejas y dinámicas que las conforman la han llevado a incluir plantas y animales en el desarrollo de la obra, “entendiendo el proceso de creación como una colaboración con la comunidad biótica”.

En otras ocasiones, esta práctica se convierte en “un espacio abierto a la participación de la población rural para el intercambio de experiencias y conocimiento, donde se difuminan los límites entre el proceso de creación, el activismo ecológico, la intervención social o la Pedagogía”.

Este contexto es, a su vez, un entorno de aprendizaje significativo a partir de nuevas vías de comunicación social y emocional, con el objetivo de “generar estrategias de representación que nos ayuden a comprender la red de interconexiones sobre las que se sostiene la vida”. A la línea científica planteada por Loren se une su propia actividad artística –bajo el binomio arte y ecología-, mediante la que ha realizado intervenciones específicas en entornos naturales de España, Italia, Polonia, Argentina o Sáhara Occidental.
Bajo el título El artista que trabaja para su territorio, Carlos de Gredos plantea la gestión de un espacio a partir de la siguiente pregunta: ‘¿Por qué el artista de todos los tiempos, y con mayor evidencia en la actualidad, se ve impelido, necesitado a trabajar en plena naturaleza y con elementos naturales?’.

Para dar respuesta a esta cuestión se centra en la coordinación del Centro de Arte y Naturaleza Cerro Gallinero, actualmente bajo sus directrices, como parte de la red informal ‘El Cubo Verde’, que aglutina iniciativas del arte vinculadas a entornos rurales. El principal objetivo –nos dice- es “promover el encuentro e intercambio de conocimientos entre las diversas ‘experiencias’ de estos espacios de creación”.

Gredos es, además, licenciado en Bellas Artes por la Complutense de Madrid y profesor del Máster de Producción e Investigación en Arte de la Universidad de Granada.

Giacomo Bianchi, presidente deArtesellaTheContemporary Mountain, pronunciará la conferencia de clausura titulada “Ilprogetto di Arte Sella edilsuoimpattosul territorio”. En Arte Sella, desde 1986, “artistas de todo el mundo están invitados a entrar en una relación con un lugar y una naturaleza en diálogo con las huellas humanas”, comenta.“Se ve un crecimiento continuo, con la multiplicación de espacios de exposición y la participación de un número creciente de artistas. Además del arte en la naturaleza, otras artes han encontrado un terreno fértil y generativo en Arte Sella (música, danza, fotografía, literatura)”, explica. La intervención de Bianchi narra estos treinta años de historia, centrándose en los impactos culturales, sociales y económicos generados.

Graduado en Ingeniería Biomédica en el Politécnico de Milán, asistió al curso de formación avanzada PhotoartWorkshop en el Instituto Europeo de Diseño y trabajó como ingeniero biomédico en este sector hasta 2010. Es miembro de la Associazione Arte Sella desde 2008, cuando comenzó a colaborar como fotógrafo. Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación, se convirtió en presidente en 2012.

Por otra parte, el paisaje también se presenta como elemento de identidad y memoria. Nélida Mendoza, catedrática de escultura en la Academia de Bellas Artes de Brera (Milán), reflexiona sobre el drama de la identidad y su conexión con el paisaje, presentado como “punto de estudio de la memoria; una búsqueda de identidad profunda en los paisajes vividos, pero nunca apropiados”.

Esta propuesta se dirige hacia la posición del artista frente al problema social y antropológico del propio paisaje, debido a que su modificación “es el tema que más compromete la relación entre todos”. ‘¿Puedo dejar que atravieses mi paisaje?’, pregunta Mendoza. “Hoy –continúa-, después de varios años de tratar de entender, a través de mi obra, llego a la conclusión de que ese paisaje está dentro de mí, no tiene lugar. Es mi construcción y puedo reconstituirlo en otros que, a su vez, me devuelvan parte de esa estética”. Una bucólica interpretación de la identidad del ser humano y su relación con el entorno.

Un planteamiento innovador es el estudio del arte sonoro en el aula, investigado por Juan Jesús Yelo a partir de experiencias de composición de paisajes sonoros como base para la expresión musical. El proyecto Escuchando la pintura se desarrolla para explicar los puntos de conexión entre música experimental y la educación. La aportación se centra en una metodología y objetivos específicos y un breve repaso de los trabajos realizados a lo largo de varios años: “también nos detenemos en la experiencia realizada con la colaboración del Museo de Bellas Artes de Murcia y el Laboratorio de Arte Joven de la misma ciudad”, afirma Yelo, maestro y licenciado en Musicología.

Su trayectoria en agrupaciones musicales de diversa índole –coral, experimental, agrupaciones folklóricas, grupos de rock como bajista y bandas de música como fagotista- ha derivado en una labor investigadora centrada en el terreno experimental y la creación musical basada en paisajes sonoros, que desarrolla en el área de Música de la UMU.
En esta línea destaca también la aportación de Carlos Suárez, compositor y etnomusicólogo, que hablará de la relación entre etnografía musical y paisaje sonoro. Otro de los enfoques será la bioacústica o cómo las especies animales se organizan formando complejas orquestaciones que cambian continuamente. Asimismo, explicará “cómo todo ese conocimiento de la naturaleza se transforma en composiciones electroacústicas y conciertos”.

Respecto al medio y su conservación, Mónica Rubio, periodista y auditora de Gestión Ambiental (Aenor), propone el ineludible reto de conocer, promover y preservar la naturaleza, debido al auge del contacto con el entorno natural. “Bien como turismo de naturaleza, salud u observación, escenario de ocio, eventos deportivos, investigaciones o fuente de inspiración creativa”, el ser humano provoca una presión sobre el entorno natural.

Explica que “siendo España un país de biodiversidad formidable, parece adecuado fomentar este acercamiento entre la persona y el entorno”, sin poner en riesgo sus valores ecosistémicos.

Consultora de comunicación, educadora ambiental, directora del portal web de naturaleza y medio ambiente ‘Elclickverde’ y miembro del grupo de investigación ‘Desarrollo personal’ de la Ucam, afirma que “la naturaleza no soportará este acercamiento si no la tratamos con el debido respeto”, configurando así uno de los grandes retos de las sociedades actuales en el ámbito de la conservación del patrimonio natural.

Ecoturismo

Atendiendo a uno de estos ejes transversales, se incorpora el estudio de Pedro E. Collado Espejo y Juan F. García Vives sobre la transformación del paisaje natural por la actividad minera. Los autores sostienen que el actual entorno natural y paisajístico de la Sierra Minera de Cartagena y La Unión “es una consecuencia de siglos de intensa explotación minera, desde época prerromana, hasta el cese definitivo de esta actividad en 1990. La minería ha dejado un importante patrimonio industrial, pero también un singular y característico paisaje. Un patrimonio arquitectónico y medioambiental que, en su opinión, debe ser conservado, protegido y difundido”, defienden.

Pedro Enrique Collado Espejo posee 17 años de experiencia docente e investigadora en la Universidad Politécnica de Cartagena, con más de 50 textos publicados en libros de actas y revistas técnicas relacionadas con el ámbito de la restauración y conservación patrimonial. Además le fue otorgado el Premio Regional de Calidad en la Edificación 2014, en la categoría de Uso Institucional. Juan Francisco García es arquitecto técnico y ha centrado su actividad profesional en el ámbito de la conservación, rehabilitación y restauración del patrimonio.

Recuperación de las Salinas de Marchamalo

Paloma de Andrés Rodenas expone el valor paisajístico, ecológico y patrimonial de las Salinas de Marchamalo, “un entorno de indudable interés cultural y ambiental considerada una alternativa de espacio público” que busca poner en valor la actividad salinera. Así, “se plantea un estudio histórico, funcional, ambienta, paisajístico y patrimonial”.

El paisaje industrial del esparto en Cieza a través del arte

Lorena Martínez Martínez reflexiona sobre el“abandono y destrucción de algunos paisajes industriales”; una mirada artística hacia el paisaje industrial del esparto en Cieza, desde un enfoque poético y documental .

Propuestas de concienciación medioambiental

La propuesta de José Víctor Villalba Gómez se centra en mostrar dos líneas de trabajo, desde la investigación pictórica y la formación docente a partir de obras “con trasfondo de crítica medioambiental, exponiendo el paisaje desde un segundo plano, a través de una perspectiva artificial y humana”.

Conservación de los sistemas hidráulicos en los espacios irrigados del Valle de Ricote
José Montoro Guillén yFrancisco J. Sánchez Medrano exploran en su intervención el Valle de Ricote como lugar geográfico de la Cuenca Hidrográfica del Río Segura, donde los sistemas hidráulicos que encontramos a lo largo del transcurso del río –a partir del desfiladero de Los Almadenes- “genera un paisaje identificado por la existencia de terrenos de cultivo, escalonados, estrechos y alargados”.

Paisajes de naturalista

Con este títuloSantiago García Carmona propone una instalación con objeto de “crear un discurso diferente acerca del paisaje fluvial de ribera mediterráneo” a partir de la gestión de los materiales del espacio natural por parte del artista. “La poética de la obra invita a la reflexión sobre la presencia del hombre en su entorno y su papel de salvaguarda”.

Paisajes ocultos

Con el objetivo de hallar nuevos enfoques para la creación artística, Paulina Real recopila una serie de fotografías “que muestran el aspecto de algunos de los materiales que conforman el paisaje mediterráneo”.

Raíces de la naturaleza

La artista Noemí Yepes mostrará obras creadas mediante la reutilización de materiales propios de la naturaleza, “como símbolos y metáforas de lo femenino y conexión con el entorno originario, con nuestras raíces: el cartón, la madera, el esparto, la cera de abeja y la arena”.

Sonora: escuela de experimentación en el entorno del Valle Ricote

La plataforma artística AADK ha creado Sonora, una Escuela de Experimentación situada en el entorno del Valle de Ricote orientada a “facilitar experiencias transformadoras a través del sonido para construir otros imaginarios y estimular una conciencia de la ecología acústica”. Este proyecto será presentado por SeluHerráiz, director de AADK y artista sonoro.

Paisajes emocionales

Juan Antonio Nicolás Cuevas realiza un análisis de los espacios de oportunidad de un instituto para crear un paisaje emocional a través de olores, texturas y colores; “una conexión visual y sensorial de modo que el alumnado se sienta transportado a la Sierra del Buitre”.

Street Art y Patrimonio

En el plano de la gestión cultural, destaca el proyecto de divulgación desarrollado desde el Ayuntamiento de Cartagena, en la diputación de El Beal, para concienciar a los vecinos de la importancia del yacimiento paleontológico de Cueva Victoria. Esta actuación será presentada por Mª Carmen Berrocal Caparrós y Andrés Ros Vivancos. Desarrollado para concienciar sobre la importancia del yacimiento paleontológico de Cueva Victoria, incluye visitas guiadas encaminadas a establecer una accesibilidad física e intelectual al yacimiento y una interacción con el patrimonio de la cueva y el paisaje urbano del entorno.

Programa completo en este enlace: https://www.artenaturalezapaisaje.com/schedule