Dos detenidos por conducción temeraria en Cieza

0
385

El pasado sábado en la noche una patrulla de la Policía Local de Cieza que prestaba servicio en Ascoy con motivo de las fiestas en honor a San Isidro, detectó por la zona a un conductor que pilotaba una moto tipo cross con exceso de ruido, dando fuertes acelerones, sin luces y sin casco; por lo que le dieron el alto policial, desobedeciendo a los agentes y huyendo de forma apresurada y temeraria.

Tras una persecución, donde presuntamente circuló a gran velocidad, no respetando la señalización vial, fue alcanzado y una vez parado, se le informó de que iba a quedar detenido por un presunto delito de conducción temeraria, siendo trasladado a dependencias de la Policía Local para redactar el pertinente Atestado.

El conductor resultó ser menor de edad, por lo que tuvo que darse cuenta de tales hechos a la Fiscalía de Menores de Murcia.

Los agentes comprobaron que dicho vehículo no puede circular por la vía pública, ya que es una “Minimoto”, que carece de las características y homologación pertinente.

El vehículo fue retirado con grúa municipal y puesto a disposición judicial.

El propietario también fue denunciado por que ese vehículo carece de autorización administrativa y tampoco disponía del seguro obligatorio.

La Policía informa que tales vehículos, aunque a veces son tratados como inofensivos juguetes, son un riesgo para la circulación ya que no son aptos para ello, pudiendo ocasionar graves accidentes.

El uso está restringido a circuitos cerrados y con medidas especiales de seguridad ya que pueden alcanzar altas velocidades. Y si además, son usados por menores, debe ser supervisado por adultos en zonas privadas controladas.

Por otra parte, en la madrugada del domingo se tuvo conocimiento de un accidente de tráfico, en el que había implicado un solo turismo y se había quedado destrozado en medio de la calzada.

Al llegar al lugar, la Policía Local comprobó que el conductor del turismo, presuntamente circuló con velocidad excesiva, perdiendo el control del mismo e impactando de forma lateral contra una farola y semáforo -ambos quedaron gravemente dañados-.

Se tuvo que requerir a bomberos para que limpiaran la calzada y aseguraran los elementos dañados.

También se apreció que el conductor presentaba síntomas de haber consumido alcohol, dando positivo en la prueba de alcoholemia, y por las circunstancias del accidente, el conductor fue detenido por un presunto delito contra la Seguridad Vial.

Afortunadamente los ocupantes del turismo presentaban solo heridas leves, recibiendo asistencia sanitaria en el Servicio de Urgencias del Hospital La Vega Lorenzo Guirao y siendo dados de alta posteriormente.