El alcalde de Abarán pide una moratoria a la Consejería para que el Punto de Atención a la Infancia no cierre

0
479

El futuro del Punto de Atención a la Infancia en la Hoya del Campo, en Abarán, está en el aire. Noticia publicada por La Verdad.

Sus tres trabajadoras se han marchado de vacaciones con la total incertidumbre de qué pasará a partir de septiembre, cuando regresen. Ellas luchan contra viento y marea para conservar sus puestos de trabajo, pero la situación se antoja complicada. El problema que tiene este centro, según el Ayuntamiento, es que «incumple desde el año 2010 la normativa vigente que establece los requisitos mínimos para el buen funcionamiento del mismo».

El alcalde, Jesús Gómez, recordó que «el 31 de mayo de 2018 la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades requirió al Consistorio una serie de documentos para otorgar el permiso de funcionamiento con la advertencia de recibir sanciones en caso de incumplimiento. Entre la documentación solicitada, se encontraba un plan de emergencia y evacuación del centro, la memoria descriptiva sobre características materiales y arquitectónicas y el contrato entre usuarios y el servicio. También había que subsanar una serie de reparos que afectaban a los aseos y cristaleras». Posteriormente, el Consistorio aportó otros documentos, «pero seguía faltando el plan de emergencia», apuntó el primer edil.

«El nuevo equipo de gobierno ha solicitado a la Consejería de Familia un plazo de moratoria de un año para que siga funcionado el centro en las actuales condiciones, aunque dichos reparos no se pueden subsanar a corto plazo, ya que es un problema que le ha sobrevenido a esta Corporación. No tenemos presupuesto ni tiempo para hacer frente a este problema», añadió el alcalde.

Trabajadoras y familias recogen firmas para mantener el servicio abierto desde septiembre

El primer edil aseguró que «si nos conceden esta moratoria, nos comprometemos a construir un nuevo centro de Educación Infantil de cero a tres años en un solar anexo al colegio Santiago Apóstol». Mientras duren las obras, el Ayuntamiento abaranero baraja una segunda opción, con la firma de un convenio con su homólogo de Blanca para que los niños de la Hoya del Campo tengan plaza en la Escuela Infantil de la Estación, en el caso de que la consejería deniegue la moratoria.

Quejas de las trabajadoras

Las trabajadoras del centro, que reconocen que «el Punto de Atención a la Infancia no cumple la normativa desde hace diez años», mantuvieron una reunión hace unos días con el primer edil. Así, denunciaron que «no nos ha escuchado y no se ha comprometido a nada». Además, se quejaron de que «no nos permiten abrir a las 8.45 horas, algo fundamental para que las madres dejen a sus niños y se marchen a trabajar a las nueve».

Tanto las trabajadoras como las madres han iniciado una campaña de recogida de firmas -llevan más de 400- para solicitar que el centro no cierre el próximo septiembre.