El Consistorio de Cieza deberá indemnizar con 250.000 euros a 11 policías jubilados

0
264

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región ha dado la razón a tres de los diez agentes de la Policía Local de Cieza que denunciaron al Consistorio por no abonarles los salarios que, por ley, les correspondían, ya que se acogieron a una jubilación anticipada. Ahora se espera que el TSJ dicte sentencias similares para el resto, ya que, según los demás demandantes, la primera de las resoluciones ha sentado jurisprudencia.

Noticia publicada por La Verdad

En total, el Ayuntamiento tendría que pagar casi 250.000 euros a estos diez agentes y también al que no denunció, ya que podrá acogerse al mismo procedimiento.

Estos policías decidieron jubilarse a principios de 2019 tras la ley de 2 de enero de este mismo año, que estableció la posibilidad de que pudieran adelantar su jubilación sin aplicación de las reducciones en cuanto a la cuantía de las pensiones previstas con carácter general. Además, la Relación de Puestos de Trabajo del Consistorio también permite por convenio a los funcionarios municipales jubilarse anticipadamente y establece las cuantías a pagar, sumando salarios mensuales conforme se vaya adelantando esa jubilación.

Los agentes afectados interpusieron recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento después de que este resolviera, con fecha de 9 de enero de 2019, que estos se encontraban en situación de jubilación ordinaria. En el fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo del TSJ se anula el recurso municipal presentado y se reconoce la situación de los policías como «jubilación anticipada por razón de actividad, con el derecho a percibir las ayudas previstas en el artículo 31 del Acuerdo de Condiciones de Trabajo de los Empleados Públicos del Ayuntamiento de Cieza correspondientes a la jubilación anticipada, junto con los intereses legales correspondientes».

«Consideramos que es una sentencia injusta», alega la edil de Personal, pero acatarán el fallo

Se advierte de que el articulo 31 «indica claramente que en el caso de jubilación anticipada el personal funcionario de carrera o el personal fijo, tendrá derecho al percibo de las cantidades en concepto de indemnización, en función del número de años que resten hasta la edad ordinaria de jubilación o edad de jubilación forzosa. Así, recoge que con más de cuatro años y menos de cinco anticipados, cobrará 14 pagas; más de tres años y menos de cuatro, 12 pagas; más de dos años y menos de tres; 10 pagas; más de un año y menos de dos, 8 pagas; y un año o menos, 5 pagas», recoge el auto judicial del TSJ en su sentencia.

De los once policías jubilados, seis tendrán que percibir 14 pagas, tres cobrarán 8 y otros dos se embolsarán 10 y 5 pagas cada uno de ellos. En total, el Ayuntamiento tendrá que abonar 123 salarios extraordinarios por un importe superior a los 240.000 euros. Fuentes municipales han indicado a LA VERDAD que los servicios jurídicos municipales ya se están poniendo en contacto con los afectados para proceder al pago y, así, no generar más intereses de demora.

La edil de Personal, María Jesús López, reconoció que el Ayuntamiento «ha defendido intereses generales siguiendo el asesoramiento técnico de nuestros servicios». Según dijo, el convenio «recoge desde hace muchos años, antes de que nosotros estuviéramos en el gobierno, una indemnización de jubilación anticipada al existir una reducción en la pensión, aunque no es el caso».

«Nosotros entendemos que ese supuesto no es de aplicación, ya que ellos cobran la totalidad. Creemos que el espíritu del convenio era para compensar a quienes se jubilan con reducción de la nómina, pero no a quienes se jubilan con el 100%», alegó. Sin embargo, la edil matizó que «una vez que un juez ha dicho cómo hay que proceder en un asunto concreto, hemos seguido ese camino en el resto de asuntos, evitando gastos. Son sentencias de un juzgado, y las sentencias de lo Contencioso Administrativo no condenan, estiman recursos contra resoluciones administrativas». «Nuestro deber es defender los intereses de Cieza y, sobre todo, no caer en ningún caso en posibles ilegalidades. Una vez que un juez ha dictado sentencia, nosotros acatamos, como no puede ser de otra manera, a pesar de considerarla injusta», concluyó la edil.