El CSIC realiza en Cieza un estudio para alertar del coronavirus a partir del análisis de aguas residuales

0
716

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de Valencia han desarrollado un sistema de análisis molecular que puede alertar de la circulación del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad Covid-19) en una comunidad a partir del estudio de sus aguas residuales.

El sistema de análisis, que podría ser útil como método de vigilancia epidemiológica, se ha probado en seis depuradoras de la Región de Murcia, concretamente en las de Murcia, Cartagena, Molina de Segura, Lorca y Cieza, por albergar hospitales, y Totana, por ser el primer municipio de la Región con un caso de coronavirus. La investigación se produce para conocer la carga genética de las aguas que albergan excrementos que, a su vez, contienen carga del virus de los infectados. Los análisis han demostrado que los tratamientos de desinfección en las depuradoras son eficaces en la eliminación de la presencia del virus.

La publicación de los resultados del estudio, de hace una semana, se plantea igualmente sobre la hipótesis de saber si las aguas fecales, una vez depuradas, pueden actuar como foco de contagio, sabiendo que todas las depuradoras que participaban aplican procesos de desinfección diferentes. Finalmente, los resultados fueron positivos, las aguas fecales depuradas no contienen carga vírica suficiente para transmitir el virus. Además, en este proyecto, similar al realizado en municipios de la Comunidad Valenciana, se permitió ver la posibilidad de poder prever los rebrotes de la pandemia en un plazo de hasta 16 días.