El director general de Bienes Culturales y el alcalde de Abarán (ambos en funciones) supervisan la colocación del nuevo eje de la Noria Grande

0
735

El director general de Bienes Culturales en funciones, Juan Antonio Lorca y el alcalde de Abarán en funciones, José Miguel Manzanares, visitaron esta mañana las obras de restauración y puesta en marcha de la Noria Grande. Una actuación cuyo presupuesto está cifrado en 50.000 euros y que está ejecutando la empresa especializada en este tipo de tareas,  Restaurália.

Según el director general de Bienes Culturales, los trabajos ya se encuentran en una fase avanzada: “Los técnicos han comprobado que el eje de la noria estaba partido por lo que se va a poner un eje nuevo. Los rodamientos que son de bronce se van a restaurar para que la noria siga en perfecto estado, y vuelva a ser uno de los estandartes y paisajes más importantes que configuran la Región de Murcia”, subrayó Lorca.

Juan Antonio Lorca, igualmente adelantó que toda la madera deteriorada de esta infraestructura se va a reemplazar preservando la configuración histórica de la misma y se va a impregnar de un material de color negro, que se utilizaba antaño, con el objetivo de que se conserve mucho mejor en contacto con el agua.

Por otro lado se van a impermeabilizar todos los conductos por donde discurre el agua para una mejor conservación.

Otro de los datos importantes que adelantó Lorca en sus declaraciones a los medios de comunicación, es el tiempo de finalización de estas obras, que podría estar en torno a los 20 días, «para que ya podamos disfrutar de ella».

Por su parte José Miguel Manzanares, indicó que esta obra es una nueva promesa cumplida del gobierno del Partido Popular, con el amparo del presidente en funciones de la Comunidad, Fernando López Miras, quien según el regidor, el pasado mes de septiembre se comprometió a destinar una partida para poner nuevamente en marcha la Noria Grande de Abarán, declarada Bien de Interés Cultural.

Manzanares, para terminar, adelantó que también han comenzado ya los trabajos para la colocación de mallazo que impida el desprendimiento de rocas por las lluvias, en el tramo de la carretera  RM-514 que conecta la rotonda del “Chino” con la rotonda que une con la carretera de Blanca y la circunvalación.