El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó supervisa la instalación de mallas para proteger los taludes de la carretera que une Abarán con Blanca

0
187

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, supervisó hoy las obras que se llevan a cabo en la carretera RM-514, en el término municipal de Abarán, que cuentan con un presupuesto de 190.400 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

La actuación, que reforzará la seguridad de la carretera, consiste en la instalación de dos mallas a ambos lados de la vía con el fin de proteger sus laderas.

José Antonio Fernández Lladó explicó que con esta obra, que concluirá antes de que termine el año, “vamos a estabilizar los taludes para evitar los continuos chineos ocasionados por los desprendimientos de la trinchera que se realizó para ejecutar el nuevo trazado de la carretera, que actualmente tiene una circulación media de 1.000 vehículos al día”.