El Pregón de Jesús de la Cruz Montiel (PITI) todo un espectáculo

0
876

Con una ovaciòn larga, entusiasta y unánime, el público que llenaba el Teatro Cervantes, puesto en pie, quiso agradecer este regalo para los sentidos que fue el pregón que en la noche del sábado hizo Piti como prólogo de la Feria 2018 de nuestro pueblo.

Artículo-de-José-S.-Carrasco-Molina

 

Eran algo más de las once de la noche cuando puso el punto y final a su intervención tras casi una hora en el escenario, pero parece que sólo habían pasado unos minutos, pues el pregonero supo hilvanar palabra, imagen y música en una mezcolanza tan bien elaborada que ha marcado un hito en la larga historia de los pregones abaraneros.

Pero, antes de que Piti tomara la palabra, intervino el Concejal de Cultura y Festejos, Javier Fernández quien invitó a todos a disfrutar juntos de estos días de feria, pues “la mayor satisfacción es la participación de los vecinos”. Al ser su última feria como concejal, quiso agradecer a todos los que han colaborado con él en su tarea y lo personificó en las empresas de iluminación (Abdón Fernández), de pirotecnia (Pirotecnia Murciana) y de programación de espectáculos (Espectáculos Barceló), además de reconocer la colaboración desinteresada del que suscribe, recibiendo todos un diploma acreditativo.

Seguidamente, Juana Erena, mantenedora del acto, dio paso a Andrés Villalobos Templado quien hizo una semblanza biográfica del pregonero que ha abarcado ámbitos tan diversos como el balonmano, la fotografía y, sobre todo, la zarzuela, en la que comenzó en 1978 en el coro de Los Gavilanes, no habiendo dejando hasta hoy su participación en el mundo lírico. Destacó de él dos cualidades, la inquietud y el espíritu de colaboración y lo acabó definiendo como “un gran amigo y una persona de especial relevancia”.

Y llegó ya el momento de pregón y ya la primera sorpresa, pues se planta en el escenario Piti, con capa, bastón y chistera, a los sones de la romanza del Caballero de Gracia, acompañado con el coro de los Amigos de la Zarzuela, que fueron coprotagonistas de la velada. “Pregonero de feria me llaman y efectivamente soy así…”, todo un derroche de originalidad e imaginación.

Y, tras la música de zarzuela, algo que no podìa faltar tratándose de Piti, comienza la palabra y va cosiendo recuerdos de su infancia con la ilusión de la llegada de los feriantes, el cine y los juegos de la calle, para pasar a la adolescencia donde las fiestas suponían la mejor ocasión para acercarse a la chica que nos atraía y los coches eléctricos un buen marco.

Después trató sobre su aterrizaje en la zarzuela de la mano del maestro Gil Serna en aquellos Gavilanes del 78 que fue la primera piedra del resurgir de la zarzuela en Abarán; se detuvo posteriormente en el aspecto gastronómico de la feria, para tratar después sobre la Ermita y su papel como “centro de reunión de todos los abaraneros”.

No podía pasar por alto la importancia de los Gigantes y Cabezudos, “tradición que une a niños y mayores”, todo ello con imágenes cargadas de gran valor emotivo y música relacionada con la palabra. Y llegó otro momento solemne, la referencia a la procesión del 26 y su significado como centro de la feria y aquí entra de nuevo el coro para interpretar el Himno a los Santos Médicos, con la novedad de la intervención maravillosa como solista del tenor abaranero Carlos Moreno que nos deleitó con su interpretación de “Como rosas de rojos colores….”. La emoción en los asistentes se podía cortar.

Y de la procesiòn a los toros y de estos a las verbenas y con ellas la “traca” final de las sorpresas, pues recreó en el escenario el ambiente del Parque en esas noches verbeneras, con sus mesas y sus parejas bailando.

Todo un derroche de buen gusto. Y no faltó el recuerdo al Churri, artífice de esas inolvidables noches proponiendo que se pusiera su nombre al Parque Municipal y con él el reconocimiento a Pepín Parra, que tanto colaboró con Salvador Fernández.

Y se llama a Pepín al escenario para protagonizar otro momento estelar y es la interpretación de su pasodoble Abarán que tanto está llegando a todo el pueblo.

Y todos nos ponemos a acompañar esos sones de “Abarán, tus mujeres son hermosas igual que las mariposas….”. Maravilloso momento, nadie podía esperar algo así. Y ya, al final de su intervención, con sonoridad y emoción acaba Piti su pregón llamando a todos a dar lo mejor de cada uno en beneficio de todos, a llamar a todos a salir a la calle y a mantener el apego y el amor por nuestro pueblo, a buscar la alegría, la felicidad y la unión…Estupendo colofón a un pregón que a nadie dejó indiferente y del que, sin duda, se hablará y se recordará durante mucho tiempo.

Seguidamente suben al escenario el concejal de Cultura y el alcalde quienes obsequian al pregonero con el escudo de Abarán y un diploma acreditativo. Interviene el alcalde que destaca el sabor de los preludios de cada feria y agradece a Piti este pregón que, por su originalidad y complejidad, no ha sido elaborado en un día, sino que ha llevado meses; al final invita a todos a vivir con intensidad la feria deseando que sea un espacio para el disfrute y para la unión.

Y para acabar, Javier Fernández, ofrece un ramo de flores a Juanita Erena, siempre dispuesta a colaborar en lo que se le pida para su pueblo.

Un recital lírico, en el que interviene nuestro paisano Carlos Moreno, que ya no es una promesa sino una brillante realidad en el mundo del canto, pone el broche de oro a una velada inolvidable de las que hacen historia y hacen pueblo.

 

 

Galería fotográfica