Entrevista en La Verdad con Alejandro Molina Carrasco, vdirector de la Coral Ars Nova

0
542

El periódico La Verdad, publica hoy una interesante entrevista con Alejandro Molina, polifacético artista abaranero que en la actualidad dirige a la Coral Ars Nova.

Entrevista en La Verdad

Pese a su corta edad, Alejandro Molina Carrasco (Abarán, 1993) lleva más de media vida dedicada a su mayor pasión: la música. Este joven dirige la Coral Ars Nova desde hace tres años, y el premio de mayor trascendencia, obtenido con calificación de excelencia, fue en el concurso de Orquestas de Jóvenes Summa Cum Laude, de Viena. En la actualidad cursa la carrera de dirección de Orquesta.

-¿Cuándo fue su acercamiento a la música?

-Recuerdo que fue a los doce años gracias a la que era entonces mi maestra de música en Primaria, María José García, y también a un profesor de la Escuela de Música, Juan Jesús Yelo. Así me empezó a enamorar esta disciplina. Comencé en la Agrupación Musical Santa Cecilia, de Abarán, en la que sigo actualmente; después cursé el grado profesional de Música, y, posteriormente, el grado superior en la especialidad de Trompeta en el Conservatorio Superior de Música de Murcia.

-¿Qué valores intenta transmitir a los músicos?

-Sobre todo intento hacerles ver que, ante todo, somos un grupo, y que nos olvidemos de individualidades. En este caso, mediante el canto coral, una actividad para tener una mínima calidad necesita de la máxima implicación grupal.

-¿Proyectos a corto y medio plazo?

-Tenemos el concierto tradicional de Navidad el 25 de diciembre en la Basílica de la Asunción de Cieza, donde interpretaremos una selección del Mesías de Handel, una de las mayores obras corales de la música, además de una segunda parte con música navideña.

-¿En qué momento decidió dedicarse a la dirección de orquesta?

-Es curioso, porque, aunque siempre he tenido esa curiosidad por el mundo de la dirección, nunca había tenido aspiraciones profesionales con ella. Fue cuando me dieron la oportunidad de dirigir la Joven Orquesta de Cieza cuando descubrí el amor inconmensurable hacia la dirección de Orquesta.

-¿Qué maestros de conservatorio influyeron en usted?

-Realmente todos mis profesores me han influido. Javier Victorio, Ginés Martínez, José Antonio Martínez, Alejandro Castañeda… en lo que a trompeta se refiere, y José Miguel Rodilla y Luis Pedrón en cuanto a dirección. También Leonardo Carrasco, actual director de la Agrupación Musical ‘Santa Cecilia’, me ha enseñado mucho en la banda.

-¿Directores de orquesta que tiene como modelo?

-Muchos, pero hay dos que me han marcado. Carlos Kleiber, que es el director que consigue que solo mirando sus manos, sepas lo que quiere que suene. Y Mariss Jansons, que logra sacar todos los planos sonoros y que se distingan todos y cada uno de ellos.

-¿Cree que la música es esencial para la educación?

-Sin duda. La música es indispensable para la evolución y el desarrollo de un niño. Enseña disciplina, ayuda a socializarse, potencia el trabajo en equipo y activa partes del cerebro relacionadas incluso con las matemáticas.

-¿Cómo está en la actualidad el panorama musical en la Región?

-El mundo de la música culta, mal llamada clásica, no está bien entendida, en general. Lo digo por parte del sistema político, del público, y también de las propias agrupaciones musicales. Creo que, al igual que en el resto de disciplinas, se innova de forma casi inmediata, y en la música debería pasar lo mismo, y nos empeñamos en vivir en el pasado.

-¿Un deseo?

-Que todo el mundo comprenda la importancia de la música en los niños, en los jóvenes y en los adultos. Tiene muchos beneficios en todos ellos y es una pena que no los aprovechemos.