FADEMUR se manifiesta contra las políticas de VOX

0
597

La presidenta de la Asociación de Mujeres Rurales de Abarán (ANÓNIMA), Victoria Molina, quien a su vez es representante en Murcia de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), ha asistido esta mañana a una rueda de prensa conjunta con varios colectivos feministas de la Región, que ha tenido lugar en la escalinata de la Facultad de Letras de la Universidad La Merced, a través de la cual han mostrado su repulsa hacia las políticas sobre las mujeres que ha anunciado VOX en Andalucía.

MANIFIESTO ¡NI UN PASO ATRÁS!

Las mujeres hemos estado secularmente condenadas al silencio. Por eso, porque
aún tenemos muy fresco en la memoria colectiva el doloroso recuerdo de nuestra palabra
secuestrada, no estamos dispuestas a permanecer mudas ante la lluvia diaria de falacias
alentada por un partido de ultraderecha recién llegado a la actividad parlamentaria
autonómica. Aunque consideramos que no merece la pena responder a lo que dicha
formación plantea contra el avance de las mujeres en la igualdad, sí creemos preciso
informar a toda la sociedad –a las mujeres y también a los hombres que, cada día más,
comparten nuestras reivindicaciones feministas– de cuál es la realidad que,
conscientemente, retuerce y falsea ese grupo político, con cuya eclosión España ha
dejado de ser la “excepción” de Europa, ya que ahora hay una extrema derecha
perfectamente visible y, por primera vez, en solitario, aparentemente independizada del
partido conservador que la cobijó durante toda la democracia.

Dejando aparte el uso perverso del lenguaje con el que tratan de enfangar el
feminismo y equipararlo a las manifestaciones más ignominiosas de la historia –no, el
movimiento que defiende la igualdad de las mujeres y su derecho a vivir libres de
violencia no es nazismo; el “feminazismo” es una fabulación machista para tratar de poner
en el mismo plano ideologías que en absoluto lo están–, VOX le ha declarado la guerra no
solo al independentismo o la inmigración, también a las mujeres, convertidas en los
negros de este remedo nacional de Ku Klux Klan que dispara consignas de supremacismo
masculino. Porque esta ultraderecha patria que abomina de lo que denominan “ideología
de género” –como si nombrar el feminismo o la igualdad fuera a hacerles arder en las
calderas de Pedro Botero– no quiere apartarse ni un milímetro de esa otra “ideología”, la
patriarcal, que ha mantenido siglos confinadas a las mujeres. Parece que no pudieran
triunfar si no nos apartan del escenario político y social y nos devuelven a la cocina,
debidamente aleccionadas en las consignas de la Sección Femenina.

Es el golpe, el castigo, la rabia, la reacción del más rancio y violento machismo
ante el atisbo de que logremos finalmente una conquista no meramente cosmética del
poder que antes se concentraba exclusivamente en manos masculinas. No lo hemos
conseguido aún, pero los avances alcanzados –ya sea en forma de protección legal a las
mujeres víctimas de violencia de género, de recursos que faciliten la autonomía vital

femenina, de negarnos al reparto de los niños por orden judicial como si fueran meros
objetos o, simplemente, de la libertad para tomar las calles y protestar porque nos violan y
nos matan casi con total impunidad– son suficientes como para que el sistema patriarcal
que define y defiende esta ultraderecha despliegue sus arietes. Como Susan Faludi
aseguraba en 1991, cuando analizó la reacción contra el feminismo a principios de los 80
y la bautizó como “la guerra no declarada contra la mujer moderna”, el miedo del
machismo a que consolidemos el terreno ganado es acicate suficiente: hay que
devolvernos, como sea, a la casilla de salida.

Y en ese objetivo se encuadra la campaña de VOX y de su líder en Andalucía,
alguien que, cabe recordar, fue expulsado de la carrera judicial nada menos que por
prevaricar en un Juzgado de Familia y dictar una resolución injusta, a sabiendas de que lo
era, contra una madre. Cuando menos, sonroja que quien fue condenado por
prevaricación se empeñe en negar la realidad y afirmar, desdeñando los datos, que
España padece una epidemia de falsas denuncias contra los hombres, acusados por
pérfidas mujeres que simulan el maltrato. Frente a la ceguera voluntaria del
conservadurismo de extrema derecha, las cifras: se estima que solo en torno al 30% de
los casos de violencia machista se denuncian; además, de 1,2 millones de denuncias
presentadas entre 2009 y 2017, sólo 96 (el 0,01%) resultaron no reales, según la Fiscalía
General del Estado. Este porcentaje fue del 0,001% en 2017 (166.260 denuncias en total,
de las que dos resultaron no acreditadas). Es decir, un número infinitamente más residual
que el de otros tipos de delito, como la simulación de robos para cobrar un seguro, por
ejemplo, y que, sin embargo, nadie cuestiona ni levanta tantas ampollas, ni se pide la
derogación de la Ley de Contrato de Seguro.

Porque mantener calladas, en casa, “con la pata quebrada”, como decía el refrán, a
las mujeres es el objetivo de la campaña de esta formación política que presume sin
complejos de machismo. En él se encuadra su exigencia de derogar la Ley Integral contra
la Violencia de Género, un texto legal que se aprobó por unanimidad de todos los grupos
parlamentarios en el 2004 y que convirtió a España en el país más avanzado en materia
de protección a las mujeres. Ahora, amparándose en la falacia de que “también ellas
maltratan y matan”, VOX ha puesto la lucha contra la violencia de género en la diana y
pretende, si no revertir la ley, sí neutralizarla con otra dirigida a proteger expresamente a
los varones de una violencia femenina que la realidad confirma que no existe más que en
casos excepcionales. Y partiendo de que todas las acciones humanas tienen

excepciones, que son las que confirman la regla, nunca se ha legislado para los casos
puntuales que, además, están perfectamente cubiertos y protegidos en el Código Penal.
Equiparar la violencia es negar el carácter estructural de la que sufrimos las mujeres por
el mero hecho de serlo y minimizar de forma intolerable el casi millar de víctimas mortales,
que desde que existen registros oficiales en 2003, el machismo asesino ha segado en
España. Por no hablar directamente de apología del terrorismo de género… Lo que ha
llevado al compromiso social, político e institucional del Pacto de Estado contra la
Violencia de Género.

No se trata ya solo de que esta ultraderecha envalentonada saque pecho por
querer imponernos el ricino del retroceso de derechos a las mujeres. Es igualmente
importante dejar claro que idéntica responsabilidad tendrá en ello cualquier partido que se
apoye en esta formación y haga concesiones a sus pretensiones, como tristemente se
está evidenciando en Andalucía por parte del Partido Popular y Ciudadanos, volviendo la
espalda al obligado compromiso con la defensa de los derechos humanos (en este caso,
el derecho de las humanas a disfrutar de una vida libre de violencia), despreciando toda la
normativa internacional vinculante suscrita por España en la materia. Por último, está
igualmente nuestra propia responsabilidad. Es preciso que la sociedad se movilice y tome
conciencia de que tenemos tanto el Gobierno que hemos apoyado depositando nuestro
voto como el que hemos permitido no acudiendo a las urnas. A partir de ahora, con citas
electorales la próxima primavera, se impone la necesidad de que, especialmente las
mujeres, por lo mucho que nos jugamos, ejerzamos nuestra responsabilidad democrática
y dejemos claro que nuestros derechos son intocables y que no hay pacto posible con
quienes defienden en las instituciones las pretensiones de los violentos.
No vamos a callar.
¡¡¡Ni un paso atrás!!!

ORGANIZACIONES FIRMANTES:

Red Feminista de Derecho Constitucional
Julia Sevilla
Federación Estatal de Mujeres Progresistas
Yolanda Besteiro
Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas

Ana Mª Pérez del Campo Noriega
Federación Mujeres Progresistas Castilla y León
Ascensión Iglesias
Asociación “Consuelo Berges” de Mujeres Separadas y Divorciadas
Mª Ángeles Ruiz Tagle
Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres
Susana Martínez Novo
Asociación de Mujeres Juristas Themis
Mª Ángeles Jaime de Pablo
Federación de Asociaciones de Madres Solteras
Carmen Flores
Asociación de Mujeres para la Salud
Soledad Muruaga
Asociación Universitaria Contra la Violencia Machista (AUVIM)
Rosa San Segundo de Manuel (Universidad Carlos III de Madrid)
Isabel Tajahuerce (Universidad Complutense de Madrid)
Tertulia Feminista Les Comadres
Begoña Piñero Hevia
Asociación Comarcal de Mujeres Separadas y Divorciadas Minerva Mirabal
Juana Mª Raboso Amador
Asociación Mujeres Separadas Estella Lizarra “Juntas y Revueltas”
María Pizarro Carbonell
Asociación Andrea y Lunes Lilas de Pamplona
Magaly Rodríguez Moya
Asociación de Mujeres Valdés Siglo XXI
Aurora Valdés Suárez
Todos los niños robados son también mis niños
Soledad Luque
Asociación Feminista de Mulleres Falando Nos
Victoria Dieguez
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas del País Valenciano
Herminia Royo
Federaciò de Dones Progresistes de la C.V.
Amàlia Alba
Asociación Eleanor Roosvelt

Lola Oltra
Lobby Europeo de Mujeres
Julia Sevilla
Asociación por la Igualdad de Género de Castellón
Ana Juliá
Clásicas y Modernas
Marina Gilabert
Asamblea 8 M de Alicante
Emilia Caballero
Las periodistas paramos
Anna Gimeno
Dones de Xirivella en Acció
Carmen García Albero
Plataforma CEDAW Ombra P.V.
Silvia Escribá Baixauli

Moviment Democràtic de Dones del P.V.
Maite Gabaldón

Asocació Brúfol
Maria José Enríquez
Asociación de Mujeres Antígona
María José Villegas
Asociación E-Mujeres
Gusi Bertomeu
Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid
Lourdes Hernández Ossorno
Grupo de Mujeres de Carabanchel
Concha Serrano
Foro de Madrid Contra la Violencia de Género
Flor Nuñez Mateos
Asocició Ciutadana i Comuicació (ACICOM)
Emilia Bolinches
Asociación Veu de la Dona Lliure
Isabel Mollins

Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Asturias
Jessica Castaño
Plataforma 7N
Henar Sastre
Forum de Política Feminista
Marta Cardona
Enclave Feminista
Sonia Lamas
Gafas Moradas
Elena Malaguilla
Col.lectiu de Dones Feministes de Motcada
Amparo García Albert
Grup de Debat per l’Igualtat d’Alzira
Remei Pau Fayos
ALIA, Asociación por la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Varones
Gemma López Ramos

Asosiació per la Coeducació
Francisca Méndez
XATEVA, Asociación por la Igualdad y contra la Violencia de Género de Xàtiva
Mar Vicent García
AITANA
Milagro Gómez Giménez
Escola del Pensament Femista
Angela Escribano

AFAMMER, Familias y Mujeres del Medio Rural del Valle de Ayora
Isabel Casanova
Dones de Picanya
ALANNA
Xelo Alvarez
Col.lectiu Feminista Victoria Sau
Celia Chofre Rico
Secretaría de la Dona de la Intersindical Valenciana
Beatríu Cardona

Coordinadora Feminista de Valencia
GRUP DONES CABAL DE PEGO
VALDESANAS
AFETI, Asociación Feminista de Tirig
DONES CREIENTS
Lola Vicente
ASOCIACIÓN DE MUJERES SUPERVIVIENTES
Antonia Ávalos Torres
CAVASIYM
María Argentina Pereira Álvarez, Gijón
FEDERACION MUJERES PROGRESISTAS DE ASTURIAS
Blanca Esther Aranda
Asociación La Xana Escuela por la Salud y la Igualdad
Ángeles Pollo Joglar
RED DE MUJERES EQUO Consejo de la mujer de Gijón
Olga Muñiz Rimada
AMDAS la Fonte,
Ana Maria Dolores Parajon Rodriguez, GIJON
ASOCIACION DE MUJERES EVA CANEL
Adela Rodil Martínez
ASOCIACION DE MUJERES SARA SUAREZ SOLIS
Marta Menendez
Mujeres Jovenes de Asturias
Lucía Lobato

Foro de Mujeres del Llano, Gijon
Maria del Carmen Duarte
Fademur
Teresa López
Fundación Mujeres
Marisa Soleto