José Joaquín Cobarro, nuevo comandante militar aéreo de Melilla

0
1944

Ayer tomó posesión del mando de la Comandancia Militar Aérea de Melilla y el aeropuerto militar, el coronel José Joaquín Cobarro Gómez, natural de Abarán, que dice asumir “con ilusión este nuevo reto” profesional y con una total predisposición para responder a todo aquello que este nuevo destino le demanda, por lo que se declara “muy contento de venir y a ver qué nos depara el tiempo”.

El sencillo acto de toma de posesión se desarrolló en la pista del aeródromo militar con la presencia de representantes de distintas unidades militares, del personal del Ejército del Aire en Melilla, la delegada del Gobierno Sabrina Moh, bajo la presidencia del general de División José Alfonso Otero Goyanes, jefe del Mando Aéreo General.

IMG-20180704-WA0000

La ceremonia se inició con la lectura de la resolución ministerial en la que se nombra como comandante militar aéreo de Melilla y del aeropuerto militar al coronel José Joaquín Cobarro Gómez, y la entrega del mando del comandante militar aéreo saliente Francisco Javier Frías Pardo.

El nuevo responsable de la Comandancia Militar Aérea, acto seguido, juró por su “conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”. Seguidamente los invitados disfrutaron de un desayuno en las instalaciones del aeropuerto militar.

Coronel Cobarro

El nuevo comandante militar aéreo apuntó que se traslada a Melilla después de mandar el campo de tiro de las Bardenas Reales en Navarra donde ha estado destinado en los últimos cinco años, y afirma que se le presentó la “oportunidad de volver a mandar una unidad y no lo he pensado”.

Afirma que es “otro reto” profesional que asume, con el añadido de que “no he estado antes en Melilla, no la conozco, porque soy de Murcia, pero me atrae el tema de esta aventura de dos o tres años, y estoy muy contento de venir y ver qué nos depara el tiempo”.

Explicó que básicamente el funcionamiento de la unidad del Ejército del Aire en Melilla se centra en “apoyar los vuelos militares que vienen desde la península y en el caso de que cualquier vuelo civil requiera apoyo, porque existe una cooperación muy cordial con el aeropuerto” civil de Melilla.

Añade que además de ser “los representantes del Ejército del Aire en Melilla, nuestra misión es la de apoyo al transporte aéreo que llega desde la península y es bueno saber que tenemos siempre disposición”.

Reitera que es un “reto profesional que hay que asumir con ilusión porque sin ilusión el trabajo no se puede hacer”. Indicó que, no obstante viene “un poco curtido en este tema porque Bardenas Reales era un destino muy complicado, con mucha gente, ciento y pico, y esto es distinto pero todas las unidades del Ejército del Aire son igual de importantes”.

Ejemplo de ello, señaló, que se desplazara a Melilla para presidir el acto de toma de posesión el general jefe del Mando Aéreo General, y es que “con su presencia quiere mandar el mensaje de que no hay unidad grande o pequeña, sino que todas somos importantes, cada una con su rol y dimensión, pero importantes, y estoy muy contento de venir”.

Breve reseña curricular

El coronel José Joaquín Cobarro Gómez, está casado, tiene tres hijos y viene de mandar el polígono de tiro de las Bardenas Reales, único en España para la calificación de los pilotos en el tiro aire- suelo, y el aeródromo militar de Ablitas, donde las tripulaciones realizan las prácticas de aterrizaje en terreno no preparado, ambas unidades ubicadas en Navarra.

Su vida militar ha transcurrido principalmente en la Academia General del Aire, donde fue profesor de vuelo durante dieciocho años. Además, ha tenido la oportunidad de participar en misiones internacionales en Fyrom (ARY Macedonia) y en el Cuartel Conjunto de la OTAN en Nápoles.