La dueña de un bar de Abarán afronta más de seis años de prisión por exceso de ruidos

0
2763

La Audiencia Provincial tiene previsto sentar esta mañana en el banquillo a la dueña de un bar de la pedanía abaranera de Hoya del Campo por un presunto exceso de ruidos.

Noticia publicada por La Verdad.

La Fiscalía de Medio Ambiente, que lleva años desplegando una dura batalla en toda la Región contra la contaminación acústica, reclama para ella hasta seis años y tres meses de cárcel y tres años de inhabilitación para dirigir establecimientos de hostelería por unas prácticas que, sostiene la Fiscalía, causaron secuelas a algunos de sus vecinos.

Desde el 11 de septiembre de 2013 hasta el 26 de julio de 2015, la procesada, regentó en la citada pedanía el bar T’Abraxas, cuya actividad autorizada era la de café bar con música. Según recoge la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales, durante esos años la acusada, «además de no respetar los horarios de cierre, llevó a cabo actividades no permitidas por la licencia de que disponía, tales como fiestas, karaokes y espectáculos, actuando como si de una discoteca se tratara».

En ese tiempo, sostiene el Ministerio Público, la dueña del local permitió presuntamente que el sonido de su local rebasase los niveles máximos permitidos por ley. El fiscal recoge, en su escrito, hasta siete días distintos en los que los agentes de la Policía Local de Abarán acudieron a la vivienda de un vecino para registrar esos excesos sonoros.

Como consecuencia de ese ruido, remarca la Fiscalía, el vecino sufrió ansiedad, insomnio crónico y un cuadro ansioso depresivo. El Ministerio Público reclama que lo indemnice con 11.700 euros.