La empresa abaranera Tete’s Impresiones dona en solo unos días 500 mascarillas a centros sanitarios y entidades de nuestro pueblo

0
1111

La gran mayoría de comercios de Abarán y del resto del país han tenido que bajar sus persianas hasta que se levante el estado de alarma originado por la pandemia del Covid-19 que está azotando al mundo. Pero lo que el virus no ha conseguido parar han sido las muestras de solidaridad de muchos comerciantes que a pesar del confinamiento siguen trabajando desde sus casas para aportar su granito de arena a esta crisis.

Una de estas muestras de hermanazgo la hemos conocido de primera mano en las personas de Mari Tere y Óscar, una joven pareja que regentan la empresa «Tete’s Impresiones», situada en la céntrica Plaza de la Zarzuela de nuestra localidad, especializada en la personalización de regalos para cualquier ocasión mediante la impresión de todo tipo de artículos que, durante los días que dure el aislamiento al que estamos sometidos para frenar la expansión del coronavirus, han cambiado las máquinas de imprimir por las de coser y se han puesto a fabricar mascarillas, junto a un grupo de 10 voluntarios y voluntarias, para donarlas a hospitales, residencias o cualquier colectivo que las necesite.

En poco tiempo, dedicando unas 8 horas al día, ya han conseguido elaborar medio millar de este preciado material sanitario en los tiempos que corren y han empezado con su reparto.

La primera donación la hacían el pasado martes al hospital de la Vega Lorenzo Guirao de Cieza, a quien entregaron 300 unidades. Un día después, concretamente la tarde de este miércoles, cedieron otro centenar a la Policía Local de Abarán y una caja con la misma cantidad a la Residencia Nicolás Gómez Tornero. Además han puesto este número de teléfono, 644 65 69 62, a disposición de cualquier grupo, asociación, entidad o colectivo de nuestro pueblo que lo necesite para que puedan ponerse en contacto con ellos y a la mayor brevedad posible, enviarles siempre de forma altruista, las unidades que precisen.

Desde Radio Abarán aplaudimos una vez más gestos de este tipo que por suerte no cesan de repetirse.