La hazaña del Abarán, el primer pueblo de menos de 10.000 habitantes que jugó en Segunda división

0
580

El periódico ABC recoge hoy entre sus páginas un interesante artículo que recuerda la gesta del fútbol en Abarán, cuando sorprendió a todos logrando el ascenso a 2º División.

Artículo en ABC

A cuatro kilómetros de Cieza, cuna del exmadridista José Antonio Camacho, se levanta Abarán, un pequeño municipio con una rica herencia histórica por la presencia de romanos y árabes en esta zona de la Región de Murcia, pero también con un llamativo pasado en el fútbol español. Ahora en los campos de regional, el club de este rincón de la Vega Alta del Segura logró el ascenso a Segunda división en década de los 60 del pasado siglo, convirtiéndose en el primer equipo de una población española de menos de 10.000 habitantes en alcanzar la categoría. Un éxito que se recuerda con orgullo entre los aficionados y vecinos de la localidad. «Abarán siempre ha sido una población de gente muy emprendedora y con mucha ilusión, eso hizo posible que en el fútbol se llegara a Segunda división, cosa que siempre estará presente en la historia de nuestro pueblo», explica a ABC el actual presidente de la entidad, José Carrelón Molina.

Con una población que actualmente ronda los 13.000 habitantes, Abarán disfrutó dos temporadas en la división de plata cuando en el pueblo había censadas menos de 9.000 personas. Un éxito sin precedentes en un municipio con una población tan reducida. En junio de 1963, después de proclamarse campeón del Grupo X de Tercera división y de superar dos agónicas eliminatorias de ascenso, el CD Abarán dio el salto de categoría ante la admiración de todo el fútbol español. Ventura Martínez Mogín, un técnico que ya había ascendido a Segunda división al Jerez y el Cartagena, volvió a repetir celebración con los murcianos. Un festejo más familiar y cercano, pero mucho más emotivo.

Abarán, junto a Murcia, Lorca y Cartagena, es el cuarto municipio de esta Región que ha podido disfrutar del fútbol de plata. Fundado en 1948 aunque no se federó hasta la temporada 1957-58, el modesto club de esta localidad logró la hazaña del ascenso a Segunda división en 1963 con Carmelo Morte Juliá como presidente. Una campaña inolvidable en este acogedor pueblo que fue refrendada en dos emocionantes eliminatorias ante el Racing de Ferrol y el Béjar Industrial, ambas resueltas con un partido de desempate. Poder repetir hoy en día algo igual, tal y como está el fútbol, resulta muy complicado para una población tan pequeña, pero no imposible porque en Abarán, tierra de luchadores, la ilusión siempre está viva. «Sería muy bonito poder conseguirlo de nuevo y así poder hacer bueno nuestro famoso y popular dicho de Abarán-París-Londres», explica el presidente. José Carrelón hace referencia con esa frase a la estrecha relación que, a principios del siglo XX, este municipio murciano estableció con esas dos grandes urbes europeas gracias al desarrollo de su industria agroalimentaria.​

Un éxito muy sufrido

Tras acabar campeón de su grupo de Tercera división, el CD Abarán tuvo que viajar a Galicia para enfrentarse al Racing de Ferrol, un rival que, a diferencia de los murcianos, disfrutaba de un campo de hierba. Un problema más para sus jugadores porque estaban acostumbrados a jugar sus partidos sobre el albero de Las Colonias, estadio construido en 1931 que continúa siendo la casa del equipo aunque ahora luce un verde espectacular. Ni los dos días que duró el desplazamiento a la otra punta de España ni tener que adaptarse a la superficie el terreno de su rival mermaron la ilusión de una expedición que acabó derrotada por la mínima (1-0). En la vuelta y con el apoyo de una población volcada, el acierto de Folch y Méndez (2-1) permitió forzar un partido de desempate porque en aquella época en las competiciones nacionales no se tenía en cuenta el valor doble de los goles marcados en campo contrario. Dos días después de la batalla, el pase a la ronda decisiva se decidió en Vallecas (Madrid), donde el CD Abarán venció 4-2 a un Racing de Ferrol que acabó con siete jugadores.

El gol de Méndez
El gol de Méndez – abaranclubdefutbol

Abarán amaneció feliz al día siguiente y en sus calles solo se hablaba de fútbol. El sueño de Segunda estaba más cerca, pero faltaba el golpe definitivo. En la segunda y decisiva eliminatoria, los murcianos tuvieron enfrente al Béjar Industrial, un conjunto con mucho más respaldo social porque numerosos trabajadores de las famosas industrias textiles de esta localidad salmantina eran socios de su equipo. La igualdad volvió a ser máxima. Empate en la ida (0-0) y también en el campo del Béjar (1-1), por lo que el ascenso tuvo que decidirse en un duelo de desempate. De nuevo Vallecas fue el escenario.

El sábado 8 de junio de 1963, Vallecas fue una fiesta del fútbol modesto. Las empresas bejaranas dieron libre aquel día a sus trabajadores e incluso les adelantaron parte de la paga para que pudieran estar en Madrid animando su equipo, mientras que a los murcianos tampoco les faltó el calor de sus aficionados, que también peregrinaron a la capital. Carmelo Morte alineó a Bevía, Navarro, Valero, Mata, Marquitos, Folch, Besó, Canario, Peinado, Martos y Méndez. Un once que acabó entrando con letras de oro en la historia de Abarán gracias a los goles de Canario y Martos (2-0). Dos tantos que convirtieron a este municipio en el más pequeño jamás visto en el futbol de plata y que permitieron a la plantilla embolsarse las 100.000 pesetas que tenía la plantilla como prima por lograr el objetivo. Un éxito que tuvo amplia repercusión en los medios prensa de todo el país.

El equipo del CD Abarán que logró el ascenso en Vallecas
El equipo del CD Abarán que logró el ascenso en Vallecas – abaranclubdefutbol.footeo.com

Las Colonias, inaugurado el 25 de septiembre de 1931, solo pudo acoger partidos de Segunda división durante dos temporadas porque el CD Abarán perdió la categoría en 1965, con Enrique Buqué en el banquillo. Un estadio con capacidad para 2.500 personas que ahora es escenario de partidos de regional y que el pasado curso estuvo a punto de revivir una fiesta similar a la que provocó aquel equipo histórico que logró el ascenso en 1963, aunque finalmente el salto a Tercera división se acabó escapando. En las viejas paredes y gradas de este modesto estadio, sin embargo, permanece imborrable el recuerdo de una gesta que hizo feliz a todo un pueblo que recuerda con orgullo la hazaña.

Estadio de Las Colonias en la década de los 60
Estadio de Las Colonias en la década de los 60 – abaranclubdefutbol.footeo.com