La joven abaranera Sandra Vázquez continúa su labor humanitaria con los niños huérfanos de Mfangano

0
702

La joven abaranera Sandra  Vázquez Gómez, continúa con la labor humanitaria de ayudar a los niños de uno de los muchos orfanatos que se encuentran en esta zona deprimida de África.

El año pasado, a través de una campaña solidaria, consiguió su objetivo de dotar con una potabilizadora al orfanato donde presta su colaboración.

Esta experiencia inenarrable, sin duda, ha marcado la vida de Sandra, por eso ha decidido volver al país que tanto le ha dado a cambio de nada y ha puesto en marcha una campaña para poder ayudar de forma más activa a “sus niños”.

SÉ TÚ EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO

«Debido a la gran ayuda que recibí el año pasado para poder mejorar la vida de los niños del orfanato en el que colaboro en Kenia, esta vez os la vuelvo a pedir», destaca Sandra.

Si quieres colaborar en la recogida de alimentos, lo más imprescindible es conseguir LECHE EN POLVO, CEREALES, AVENA, SUPLEMENTOS…

Para quien quiera colaborar económicamente se necesita, además de comprar los alimentos anteriores que no se recojan, prepararles comidas especiales varias veces al mes ya que es muy difícil que estos niños tengan una alimentación adecuada. También hay que comprar material para el comedor que se ha creado para los niños: platos, cubiertos y vasos.

Pueden dejar los alimentos en los siguientes puntos:
– Cadó
– Clínica Morote (Cieza)
– Farmacia La Plaza.
– Farmacia Gómez Abellán
– Farmacia Isabel Yelo
– Farmacia Avda de la Constitución
– Guardería
– Peluquería Corte & Cambio
– Supermercados Sandi
– Supermercado Valle Verde

Para quien quiera ayudar económicamente puede hacerlo en las huchas que estarán en algunos de estos lugares o llamar al teléfono: 644485307 (Sandra). También se pueden poner en contacto con esta joven abaranera en su perfil de Facebook o Instagram y ella misma pasará a recoger la donación.

Debido al poco tiempo de que dispone Sandra, esta vez se podrá colaborar hasta el 13 de Marzo.

MUCHÍSIMAS GRACIAS.