La oposición reprueba al alcalde de Abarán por su «pasividad»

0
162

El alcalde de Abarán, José Miguel Manzanares, pasó un mal trago en el que fue el último Pleno ordinario de la presente legislatura. Noticia publicada por LA VERDAD.

Durante la sesión, que se celebró el pasado jueves, nueve de los diez concejales de la oposición sacaron adelante una moción para la reprobación del regidor, «por su nefasta gestión al frente del Ayuntamiento, por haber llevado al pueblo a la más absoluta desidia y abandono total, por judicializar la vida política y por la situación de enfrentamiento que ha generado entre los distintos grupos políticos de la Corporación», señalan los ediles de la oposición.

La moción fue aprobada con los votos del PSOE (4), IU (3), Ciudadanos (1) y UYD (1). En contra se posicionaron los siete ediles del PP, mientras que la concejal no adscrita, Nefertari Gómez, se abstuvo. Los autores de la moción justifican esta reprobación en cinco apartados. La primera hace referencia a «la pasividad e inoperancia en algunas áreas de gobierno». Los ediles de la oposición citan «el hecho de no conseguir la aprobación del Presupuesto de 2018 y la no presentación del actual de 2019, además de la pérdida de subvenciones y sanciones impuestas por jueces por actuar de una manera arbitraria».

Otro argumento hace reseña al «inexcusable incumplimiento de acuerdos plenarios al aprobarse muchas mociones presentadas por los grupos políticos que no se han desarrollado ni cumplido». El tercer hecho que lamenta la oposición es «la falta de transparencia y obstaculización a la labor de control, información y fiscalización de los grupos que no están en el gobierno local».

La reprobación al alcalde también abarca, siempre según la oposición, «la judicialización de la vida política y diversas acusaciones a concejales, alegando el alcalde, por ejemplo, que ha sido sometido a chantaje, extorsión, intimidación y coacciones y que ha sido amenazado con no tener sueldo si no ejecutaba determinadas actuaciones políticas». Los concejales que sacaron adelante la moción también nombraron el hecho de «poner una querella por lo penal a dos ediles».

«Y el último de los hechos más destacables de la inoperancia y el mal gobierno», señalan, es por «mantener una actitud soberbia y no dialogante, abandonando la sensatez y no llegando a pactos por el bien de los vecinos. Y, también, por no saber buscar el consenso y sí el enfrentamiento, intentado obtener réditos electorales y buscando en los juzgados lo que no sabe conseguir en los plenos».

Por su parte, el alcalde, José Miguel Manzanares, aseguró ayer: «No tengo nada que comentar».

Pueden ver aquí este momento en el Pleno Ordinario: