Las lluvias del sábado dejaron 37 litros por metro cuadrado en Abarán

0
369

Las fuertes lluvias caídas la noche del sábado y la madrugada del domingo en toda la Región ocasionaron inundaciones, cortes de carreteras, desprendimientos y torrentes en las calles y edificios de numerosos municipios en los que los vecinos pasaron la noche achicando el agua que entraba en sus casas y edificios.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió alrededor de 90 llamadas debido a la fuerte tromba de agua que, en algunos casos, sobrepasó los 50 litros por metro cuadrado, como en Caravaca de la Cruz o en Mula, donde las calles quedaron anegadas de agua por la imposibilidad de que las alcantarillas pudieran recoger al mismo ritmo que la precipitación. En Abarán se recogieron 37 litros por metro cuadrado.

De madrugada, el director general de Emergencias, José Ramón Carrasco, se desplazó a Blanca para coordinar, junto a las autoridades municipales, el rescate de vehículos atrapados.

El mayor número de llamadas al 112 se produjo en la ciudad de Murcia, seguida de Mula, Blanca, Moratalla, Abaran, Ulea, Molina de Segura, Ojos y Abanilla.

Las intensas lluvias del sábado fueron muy beneficiosas para las reservas de todos los embalses de cabecera y la zona media de la cuenca del Segura, con máximos en el Cenajo, que recogió 4 hectómetros cúbicos de agua en sólo 5 horas, y en el Talave, con dos hectómetros.