Marta Saorín será ‘Evie’ en el nuevo musical ‘Tributo a los descendientes’

0
2966

El periódico La Verdad publica hoy una amplia entrevista con la artista abaranera Marta Saorín.

Se recuerda, junto a las niñas de su calle, organizando concursos ficticios de canto en las tardes de verano. «Y los jueces decían que siempre ganaba», bromea Marta Saorín (Abarán, 1990) al evocar su infancia. Un pasatiempo del que nunca se separó y que hoy es su pasión. Mientras trabaja como técnica de calidad en un laboratorio de alimentación, rompe su rutina en los ensayos de ‘Tributo a Los descendientes’, un musical donde interpreta el papel de una supuesta villana. La obra, destinada al público infantil, se estrenará el 9 de septiembre, en el Auditorio Víctor Villegas.

¿En qué se parece a Evie, su personaje?

-En que es divertida y risueña. Además, tiene un punto inocente, igual que yo. Es la hija de la reina Malvada de Blancanieves.

¿Y en qué se diferencia?

-En que ella es mala, ya que es la hija de la Reina Malvada, de una bruja, aunque al final puede que no sea como aparentemente parece.

¿Quiénes le acompañan?

-El hijo de Jafar, el mago de Aladín, interpretado por nuestro compañero y director Christian Fuentes; Mal, la hija de Maléfica, a quien le da vida Lidia López; Carlos , el hijo de Cruela de Vil, interpretado por Carlos Sellés; y el príncipe Ben, el hijo de Bella y Bestia, realizado por José Luis Beltrán. Es el mismo elenco que participó en ‘Tributo a Frozen’, el musical anterior. Nosotros formamos Espectáculos Clap Clap, nuestra compañía.

¿A qué lugares traslada al público?

-Al palacio de Ben, el hijo de Bella y Bestia, donde se supone que van los personajes de Disney que son buenos; los que se portan bien. La historia se centra en Auradon, el reino en el que se sitúa este palacio.

¿Qué más puede desvelar?

-Que es un relato basado en las dos películas de ‘Los descendientes’. Como en ellas, los villanos dicen que van a estudiar en el palacio, pero realmente lo que intentan es conseguir la varita mágica del hada madrina para dársela a Maléfica. Los protagonistas son los hijos de los personajes malvados de Disney, aunque entre ellos se encuentran el hijo de Bella y Bestia y el príncipe Ben, dos personajes que intentan ayudar a que los villanos busquen en su interior para que puedan sacar de ellos algo bueno. El espectáculo tiene un punto cómico para que el público se divierta y se ría. Además, es muy fiel a la primera película y se dirige a los niños de entre tres y catorce años.

¿Cuántas canciones conforman el espectáculo?

-Unas quince. Estas canciones, además, son más difíciles que las de ‘Tributo a Frozen’. En total, la actuación dura una hora y cuarto.

¿Qué valores quieren transmitir en este tributo?

-El del amor, el compañerismo… En general, a través de los musicales queremos enseñar el valor de la amistad. También nos centramos en comunicar mensajes educativos, como puede ser que el acoso escolar no es algo bueno, por ejemplo.

¿En qué piel le gustaría meterse?

-Si pudiera, me encantaría probar algo relacionado con ‘El gran showman’. Nadie que puede resistirse a ese espectáculo, ya que está compuesto por voces magníficas. Aunque los papeles infantiles también me gustan. De hecho, otro de mis sueños sería vivir una experiencia parecida a la del musical del Rey León.

¿Se plantean, en un futuro, realizar obras para adultos?

-De momento estamos centrados en el público infantil, pero no descartamos esa posibilidad. Si hiciéramos un producto para el público adulto, creo que haríamos personajes antiguos, de otra época, como puede ser Lina Morgan, Marisol, Joselito… Me gustaría poder interpretar a aquellas personas que los padres de ahora conocieron en su infancia.

¿En qué otros proyectos trabaja?

-En octubre cantaré canciones de Dinse y música clásica y moderna con una orquesta de viento, cuerda y metal, en directo. Además, estoy aprendiendo a cantar jazz, blues, góspel… Un tipo de música enfocada al público adulto, claro. También hago conciertos en los que mezclo canciones de Jennifer López, Chayán, La Oreja de Van Gogh…

¿Por dónde piensan mover el musical?

-Igual que con ‘Tributo a Frozen’, empezaremos en Murcia, pero vamos a actuar por toda la Península y por las Islas Canarias. El estreno será en el Auditorio Víctor Villegas el 9 de septiembre.