Nota de prensa del PSOE: La Noria Grande necesita una solución que garantice su conservación a largo plazo

0
267

El PSOE en Abarán ha emitido una nota de prensa en la que reclama una solución de largo plazo para la Noria Grande de Abarán

NOTA DE PRENSA:

La Noria Grande necesita una solución que garantice su conservación a largo plazo

¿Por qué la noria permaneció tan poco tiempo operativa, después de destinar 40.000 € en su arreglo?

En octubre de 2016 finalizaron las obras de reparación de la Noria Grande, con un coste de casi 40.000 € (38.935 €, para ser exactos). Ya entonces la Noria estaba en proceso de ser declarada BIC, por lo que dicho proyecto quedaba tutelado por Patrimonio, departamento perteneciente a la Dirección General de Bienes Culturales. Debemos recordar que cuando se abre un expediente para declarar un bien de interés cultural, dicho bien pasa a tener el mismo grado de protección al que tendría una vez finalizado el expediente, en caso de concluir de modo favorable. Por este motivo, la reparación a la que hacemos referencia, implicaba que el proyecto fuera revisado y autorizado por Patrimonio, órgano competente en esta materia. Hoy tenemos serias y fundadas razones para pensar que no fue un proyecto bien enfocado, habida cuenta del escaso tiempo que la noria se mantuvo operativa. ¿Se hizo un proyecto revisado por Patrimonio?, Suponiendo que todo se hubiera ejecutado correctamente, ¿Por qué la noria permaneció tan poco tiempo operativa, después de destinar 40.000 € en su arreglo?. Tras el anuncio de un nuevo arreglo, esta vez valorado en 50.000 €, ¿quién asegura que la noria no vaya a correr la misma “suerte”, con un proyecto del que no conocemos absolutamente nada?.

Siguiendo con este repaso cronológico,la actual consejera visitaba el pasado mes de agosto la Noria Grande. Habían pasado apenas dos meses desde que fuera declarada Bien de Interés Cultural, junto al resto de norias y elementos del entorno, como acequias, balsas, muros de piedra, etc. Entonces ya dijimos que estábamos ante la oportunidad histórica de planificar y gestionar los recursos de nuestro patrimonio histórico, en este caso ligados a la cultura del agua y del regadío de minifundio, para evitar que sucediera lo que sucedió poco después; la noria volvió a quedar paralizada y así se mantiene, después de que hayan transcurrido unos cuantos meses.

El nuevo arreglo anunciado no es garante de su conservación

Insistimos que este nuevo arreglo que se ha anunciado, por valor de 50.000 €, nos parece una propuesta de cara a la galería, que no resuelve la raíz del problema. El mero hecho de hacer coincidir su publicación en medios regionales, con la visita del presidente regional a nuestra localidad, con motivo del Día del Niño, da buena muestra de las altas dosis de electoralismo que hay en la base de esta comunicación. Ni un rastro de análisis del problema, ni un solo gesto elegante, de diálogo técnico y político para consensuar una solución de largo recorrido. Esta es una foto más, sin contenido. Ni siquiera la mejor ejecución posible, desde un punto de vista de la reforma que se prevé realizar, garantiza que la noria no vaya a estropearse más adelante, pues el ejecutivo local y regional están más pendientes de obtener réditos políticos, que de atender este asunto clave con una óptica de responsabilidad institucional. Y para ello habrán destinado 90.000 €, sin un ápice de planificación, sin redactar un plan de mantenimiento, de conservación.

Vamos a respaldar la creación de un grupo de trabajo que analice la viabilidad del sistema tradicional de regadío, como solución a largo plazo para la Noria Grande

Ante este panorama, en nuestro ánimo está ofrecer la mano tendida para crear y participar en un foro de análisis, debate y trabajo en colaboración con los regantes, con analistas y técnicos que, ya sea a nivel particular, como a través de asociaciones, han demostrado con creces estar capacitados y legitimados para proponer una solución a largo plazo que garantice la perdurabilidad de la noria en el futuro; un órgano que vele por la sostenibilidad de uno de nuestros mayores tesoros, como es el patrimonio inmaterial, el conjunto de conocimientos y costumbres, ligadas al regadío tradicional. Una solución que sea de Abarán y para Abarán, que permita aunar economía social, tradiciones y turismo ligado a nuestros atractivos diferenciadores.

Porque antes de que la noria vuelva a dar síntomas de flaqueza, queremos tener un plan de mantenimiento consensuado con los actores implicados en su conservación, para hacer de su mantenimiento un interés real, sustentado en criterios técnicos y sostenibles. Pensemos en la Noria de la Hoya (“Hoya de Don García”) como ejemplo de artefacto bien conservado, porque su conservación es de especial interés para los beneficiarios directos. Como contraposición, la reguera de la Noria Grande (que eleva el agua de la acequia unos 12 metros) debe ser objeto de un estudio riguroso para detectar pérdidas, pues al contrario de lo que cabe pensar, tiene un rendimiento muy limitado, que pone en peligro el funcionamiento de la noria.

Ese es nuestro plan. Un plan a largo plazo, fruto del diálogo. Lo demás es política de escaparate.