Sofía Tornero expone sus obras, junto a otros artistas, desde este sábado, en Laboratorio Artístico del Carmen

0
966

Las aulas que durante años formaron a generaciones de murcianos en el colegio público Nuestra Señora del Carmen son hoy salas donde se respira arte en cada rincón mientras se sigue escuchando el griterío de los escolares en el edificio contiguo que ocupa desde hace algún tiempo el centro docente. Noticia publicada por LA VERDAD.

Si la planta baja del antiguo colegio acoge las bellísimas imágenes del Museo de los Coloraos, la primera planta está dedicada al Laboratorio Artístico del Carmen (LAB). Se trata de un proyecto incluido en la iniciativa ADN del Carmen para transformar el barrio no solo en sus aspectos estéticos, sino también desde el punto de vista social, cultural y artístico.

Pintores y electricistas, con cubos y escaleras, se entremezclaban ayer con pintores y escultores, como Sofía Tornero y Petrus Borgia y la fotógrafa Marian Calero, que daban un último vistazo a la ubicación de sus obras antes de la inauguración que tendrá lugar mañana sábado, a las 13 horas, con asistencia del alcalde, José Ballesta, y el concejal de Promoción Económica, Cultura y Programas Europeos, Jesús Pacheco, que serán recibidos en la puerta por el director del Laboratorio Artístico del Carmen, Álvaro Peña. Este ha programado una jornada en la que se darán cita más de una treintena de pintores, escultores, músicos, oradores, actores, fotógrafos y otros artistas, algunos con exposiciones en las salas que antaño fueron aulas y otros invitados a participar en la ‘performance’ con la que el LAB abrirá sus puertas a todos los vecinos del barrio del Carmen y del resto de Murcia que quieran conocer este nuevo espacio cultural. El LAB ofrecerá salas gratis, de forma temporal, a los artistas y asociaciones de distintas disciplinas a cambio de que reviertan sus conocimientos y experiencias a modo de tutorías en todos aquellos vecinos que, a título individual, o como parte de un grupo, quieran aprender en los talleres que se programarán a lo largo del año. «Queremos que aquí puedan enseñar -explica Álvaro Peña- a pintar acuarelas, a tocar instrumentos de percusión, a bailar en los talleres de danza o a actuar en los de mimo y circo».

El LAB cuenta con unos 300 metros cuadrados de superficie distribuidos en 9 salas. A la mayoría se accede desde un pasillo exterior con luz natural que penetra a través de unos arcos. «Vamos a contar con una sala permanente de videoarte e incluso tenemos un proyector para realizar un taller de neurociencia y artes», explica Álvaro Peña, que es también pintor y un creador polifacético. Como toda inauguración que se precie, el evento contará con degustaciones gratuitas de los patrocinadores, entre ellos Vinísimo y Trykornita, y del Ayuntamiento que aportará el buen hacer de los alumnos de la Escuela de Hostelería.

El acto comenzará con la llegada de gaiteros, «ataviados con vestuario de batalla», explica Enrique Barranco, de la Asociación Cultural Wyrdamur. Habrá música de jazz, baile ucraniano, oradores, exposiciones, demostraciones de arte floral y más de una sorpresa.