Tomás Roncero en Diario AS: “Vive siempre la paz del Valle”. Os quiero”

0
479

El agua. Abarán, un pueblo murciano muy dinámico con 13.183 habitantes censados, es la puerta del Valle de Ricote. La vida se la da al pueblo el río Segura, en cuyos márgenes se fueron estableciendo los primeros asentamientos (a finales del siglo XV) con el Fuero de Repoblación. Llegaron de Hellín unas veinte familias de moriscos, cuyos apellidos han llegado hasta hoy. Abarán ofrece un verdadero museo del agua al aire libre, siguiendo la ruta de las preciosas cinco norias que aún funcionan: el Motor Resurrección, una obra muy compleja del siglo pasado que elevaba el agua hasta una altura inédita hasta entonces. La Presa del Jarral también convoca cada año a cientos de aventureros que hacen el descenso del Segura para disfrute de turistas y deportistas. De Abarán tampoco se pierda usted su arquitectura civil, empezando por el Teatro Cervantes, declarado Bien de Interés Cultural en 1986, gracias también a sus tapices de Don Quijote. Los abaneros también presumen de su Plaza de Toros, cerca de la Plaza de la Zarzuela. También la producción de fruta de calidad sirve para mantener el prestigio de Abarán. La industria agroalimentaria creció tanto a inicios del siglo XX que se hizo famoso el eje comercial llamado Abarán-París-Londres…

Pazos. El portero gallego estuvo en el Madrid de 1953 a 1955, ganando dos Ligas al lado de Di Stéfano. Jugó en el Abarán (1974-75), ya con casi… ¡50 años en sus guantes! Por aquí no le olvidan.

La peña. Se fundó el 19 de mayo de 1995, una primavera feliz con la conquista de la Liga, con Valdano de entrenador y tras cuatro años de hegemonía del Dream Team de Cruyff. Aquel 5-0 al Barça en el Bernabéu animó mucho a su creación (hat-trick de Zamorano, Luis Enrique y Amavisca). El artífice de la peña, que tiene 103 socios, es grande como hombre y como persona: Jaime Tornero Ramos. Un madridista infatigable que no sólo lucha por su peña sino por su pueblo, del que siempre habla maravillas. Y es el primero en valorar la entrada de la mujer en el deporte. En su directiva hay dos. La Tesorera (María José Lucas) y una Vocal (María Delia Martínez). Por aquí han pasado el gran Paco Gento (Socio de Honor y fundador de la peña), Manolo Velázquez, Amancio, Bonet, Antonio Ruiz, Peinado, Pérez García, el gigantón Romay y el torero Pepín Liria. Su nuevo local es una pasada. Son madridistas de pura cepa. Y como dice el lema del escudo de Abarán: “Vive siempre la paz del Valle”. Os quiero.