Tres detenidos en Orihuela por estafar 120.000 euros a agricultores de Cieza, Blanca, Ceutí y Villanueva

0
3373

La Guardia Civil detuvo a tres personas, vecinos de Orihuela, en una investigación para esclarecer 11 supuestos delitos de estafa en la compraventa de fruta, por un importe total de hasta 120.000 euros. Los timos se cometieron en las localidades murcianas de Cieza, Blanca, Villanueva del Río Segura y Ceutí.

En un comunicado, la Benemérita señaló que las actuaciones se iniciaron cuando varios agricultores de Blanca denunciaron que un vecino de la zona les había presentado a dos empresarios de origen italiano con los que habían acordado la venta de varias partidas de fruta de hueso. De las 230 toneladas de fruta vendida, sólo cobraron un mínimo porcentaje.

Guardias civiles se hicieron cargo de la investigación, averiguando que al menos tres empresarios del sector agrícola, propietarios de explotaciones ubicadas en los municipios de Cieza, Blanca, Villanueva del Río Segura y Ceutí, habían sido presuntamente estafados por las mismas personas.

Las pesquisas practicadas por los investigadores permitieron averiguar que un corredor, vecino de la zona, había contacto con ellos para intermediar con unos empresarios italianos. La confianza depositada en esta persona hizo que los perjudicados accedieran a entrevistarse con estos.

Mediante engaño, los supuestos empresarios, para aparentar su solvencia económica, adelantaban a los agricultores un pequeño porcentaje del total de la compra. Una vez la fruta era recolectada y entregada, aplazaban los pagos con excusas variopintas.

Tras la insistencia de los agricultores para cobrar, les enviaban liquidaciones a precios hasta un 50% inferiores a los pactados alegando problemas en la calidad de la fruta, mientras alargaban los plazos, no llegando a abonar el total de la deuda contraída. La fruta, que se envasaba directamente en las explotaciones agrícolas murcianas por trabajadores contratados por estos compradores, tenía como destino final Italia.

Después de obtener los indicios necesarios, la Guardia Civil indentificó y localizó a los tres sospechosos en el municipio alicantino de Orihuela, a los que les fueron instruidas diligencias como presuntos autores de, al menos, 11 delitos de estafa. La estafa descubierta podría superar los 120.000 euros, por la compra fraudulenta de 230 toneladas de fruta que, supuestamente, fue exportada a Italia. Las personas investigadas, junto con las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza.