Una familia muy musical

0
888

El periódico regional La Verdad, publica hoy un artículo sobre los cuatro hijos de la familia Gómez Yepes, quienes  aman la música por encima de todas las cosas. Lo llevan en los genes: su padre, Antonio Gómez Puche, es el presidente de la Agrupación Musical Santa Cecilia de Abarán, y su madre, Encarna Yepes Mora, es la secretaria.

Antonio, el hijo mayor, de 22 años, suma ya trece años de trayectoria musical y es el primero que entró a formar parte de la agrupación. Jorge, de 17 años, estudia segundo de Bachillerato en el instituto y lleva desde el año 2012 en Santa Cecilia. Los últimos fichajes han sido los mellizos Pablo y Rocío, de 10 años, y alumnos del colegio Fahuarán. La diferencia de edad entre hermanos la salvan con una afición común: ir de concierto.

-¿Cómo fueron tus inicios?
-Pablo: Mis padres querían que cogiera el trombón porque había pocos dentro de la banda, pero me gustaba más el clarinete y les dije que si no me daban uno no iba a estudiar música.

-¿Te gustaría vivir de la música?
-Pablo: De mayor me gustaría ser médico, pero me gusta mucho tocar el clarinete. Mi idea es compaginar los estudios con la música, seguir tocando en mi banda y quién sabe si dentro de unos años estoy en la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia o en la de Berlín.

-¿Qué significa para ti la música?
-Rocío: Es una manera muy entretenida y divertida de pasar el tiempo y de aprender cosas nuevas. Cuando termine el grado elemental me gustaría ir al conservatorio, llegar a tocar en una gran orquesta y ser profesora de saxofón.

-¿Por qué elegiste el saxofón?
-Rocío: Me gustó por su color dorado, su sonido y porque lo tocaba mi amiga Mónica. Mis padres me dijeron que eligiera el fagot, pero no me llamaba la atención demasiado.

-¿Alguna anécdota curiosa que hayas vivido en estos seis años?
-Jorge: Una vez tocando los timbales en un concierto se me partió una baqueta y salió la bola por los aires y le cayó a un compañero en la cabeza.

-¿Qué cualidades debe reunir un buen músico?
-Jorge: Debe ser constante, trabajador, perfeccionista y siempre tiene que intentar superar sus límites buscando mayor calidad en el sonido. Pero ante todo, tiene que disfrutar con lo que hace.

– Eres el mayor de los hermanos, ¿qué ha aportado a tu vida la Agrupación Musical Santa Cecilia?
-Antonio: La amistad de los compañeros, muchos momentos divertidos y el verme realizado como músico, logrando ganar algunos certámenes. Con los años que lleva la música formando parte de mi vida, no me imagino fuera de ella. No creo que me llegue a aburrir nunca porque me aporta entretenimiento, diversión y la oportunidad de conocer gente y de viajar a muchos lugares.

-¿A quién te gustaría conocer en persona o tener la oportunidad de compartir una experiencia artística?
-Antonio: Me gustaría conocer al grupo de los Lucky Chops, me encanta cómo le dan vida a la música y los temas que tocan. Y como experiencia artística, siempre he soñado con tener la oportunidad de hacer algo importante con una gran orquesta.