El acusado de tratar de violar y asesinar a su tía abuela en Abarán defiende su inocencia: «Yo la respetaba»

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Joaquín G.V. se sentó este jueves en el banquillo con una aparente tranquilidad pese al importante peso que soportaba a sus espaldas. Este vecino de Abarán, de 41 años, afronta la primera prisión permanente revisable de la Región acusado de asesinar a su tía abuela, de 82 años, cuando esta trató de resistirse a un intento de violación.

Noticia publicada por La Verdad.

Ante el jurado popular que decidirá en su caso, Joaquín negó que acabara con la vida de su tía abuela, María Velandrino, y que la tratase de atacar sexualmente. «Yo a mi tía la respetaba», recalcó. «No he matado ni violado a nadie. Es un disparate lo que están haciendo conmigo».

Joaquín tuvo que hacer frente, a lo largo de la declaración, a los mensajes de WhatsApp que envió a una amiga meses antes del crimen y en los que este relataba un supuesto ataque sexual a la víctima. El fiscal puso encima de la mesa el contenido de esas conversaciones: «Me tiré encima. Me va a denunciar. Estoy ‘jiñao’», explicaban esos mensajes. «No veas cómo lloraba. Me gustan las viejas».

El procesado aseguró que esos mensajes no se correspondían con la realidad y que fueron elucubraciones que inventó para atraer a su amiga. «Pensé en ponerla celosa porque quería acostarme con ella», incidió. «Eran fanfarronadas. Le hubiera dicho cualquier cosa con tal de acostarme con ella», aseguró el procesado, que denunció que en las conversaciones extraídas en la causa faltan fragmentos.

El fiscal Diego Francisco Molina se mostró convencido de la culpabilidad de Joaquín. Aseguró al jurado que el acusado «estaba obsesionado sexualmente con su tía abuela» y que la víctima «le tenía pánico». El abogado defensor, Pablo Martínez, por su parte, pidió al jurado que se enfrentasen al juicio libres de prejuicios. «Venimos a decir que es inocente, que se han equivocado», subrayó.

Unas llaves prestadas

En la primavera de 2019, la muerte de María Velandrino sacudió Abarán. El cuerpo de Maruja, como la conocían sus allegados, fue encontrado en su habitación por unos amigos que acudieron a su casa porque hacía varios días que no sabían nada de ella. Después de llamar a la puerta sin obtener respuesta, avisaron a la Policía, que entró y descubrió el cadáver. En un primer examen, se apuntó que la muerte podría haberse producido de forma natural, pero la autopsia acabó confirmando, al día siguiente, la peor de las noticias: la anciana había sido asesinada.

El fiscal, en su escrito de conclusiones provisionales, sostiene que la noche del 22 de abril la octogenaria recibió la visita de Joaquín, su sobrino nieto. Este presuntamente acudió a la casa con la intención de «satisfacer sus libidinosos deseos». Para adentrarse en la vivienda, según relata el Ministerio Público, utilizó una copia de las llaves de Maruja que esta había confiado a su madre.

Una vez dentro, esgrimiendo una navaja que le colocó en el cuello a su familiar, presuntamente la obligó a trasladarse al dormitorio para mantener relaciones sexuales. Una petición a la que la anciana se negó, advirtiéndole de que lo iba a denunciar. Ante esta situación, Joaquín supuestamente le asestó a su tía abuela tres cuchilladas en el cuello que le causaron la muerte. El fiscal hace hincapié en que Maruja no tuvo opción de defenderse, dada su avanzada edad

OTRAS NOTICIAS RECIENTES

EVENTOS

RADIO ABARÁN - 107.8 F.M. - SÍGUENOS, CONOCERÁS AL INSTANTE LAS ÚLTIMAS NOTICIAS

Radio Abarán. Desde 1984 compartiendo la actualidad del municipio de Abarán y el Valle de Ricote.

Contáctanos: radioabaran.info@gmail.com

 

Secciones

Contenidos

Quienes somos