La Guardia Civil trata de averiguar quien hay detrás del robo de unos 300 euros del despacho de la iglesia de San Juan Bautista

0
951

Una de las dependencias de la iglesia de San Juan Bautista sufrió durante la noche de este pasado lunes un robo. El párroco de la misma, D. Alberto Guardia, no se percató del asalto hasta la mañana del martes, ya que se da la circunstancia de que esa noche el sacerdote no pernoctó en su vivienda, anexa al templo, por encontrarse fuera.

Publicidad

Los cacos, al parecer tenían claro cuál era su objetivo, llevarse la recaudación de las colectas que se hacen cada día durante la celebración de la misa, por lo que eligieron el despacho del cura, sabiendo previsiblemente que el dinero se encontraba allí.

Para acceder a la oficina rompieron el cristal de la única ventana que tiene la estancia y forzaron la persiana. Una vez en su interior se apoderaron de una cantidad de dinero que rondaría los 300 euros.

Las investigación para descubrir al presunto autor o autores materiales de este desagradable suceso, se encontraría avanzada según hemos podido saber, ya que la Guardia Civil tomó huellas y encontró restos de sangre en la ventana, presumiblemente del presunto responsable del delito que al parecer sufrió un corte con un cristal.

La televisión autonómica 7RM también se hizo eco de esta noticia en su programa “Murcia conecta” emitido este jueves.

Publicidad