Ve la luz el libro sobre el 50 aniversario de la parroquia de San Juan Bautista

0
334

En la tarde del miércoles, 23 de junio, víspera de San Juan bautista, tuvo lugar en la parroquia dedicada a este santo, la presentación del libro conmemorativo del 50 aniversario de este templo, libro coordinado por Jesús Yelo y José S. Carrasco y editado por el Centro de Estudios Abaraneros y la parroquia con la colaboración de la Concejalía de Cultura de nuestro Ayuntamiento.

Publicidad

En el acto intervino, en primer lugar, Jesús Yelo quien habló de la génesis de esta idea y destacó que el libro nos presenta el devenir de esta parroquia a lo largo del tiempo. Trató sobre la importancia de la cultura en un pueblo, pues “un pueblo sin cultura es un pueblo sin futuro”. Agradeció posteriormente a todos los que habían colaborado en la confección de este libro, gracias a los cuales, se había podido reconstruir el pasado y mostrar el presente de esta parroquia.

A continuación tomó la palabra José S. Carrasco quien afirmó que “han sido 50 años muy intensos los de esta parroquia. Sus comienzos, como todos, fueron complicados y, si hoy estamos aquí, si la parroquia sigue viva, es, fundamentalmente porque los sacerdotes que la han regentado han hecho una labor encomiable, desde el primer párroco don Ángel hasta el actual don Alberto, pasando por D. Jesús, ya fallecido, D. José María, hoy en San Pablo, D. Antonio y hay que hacer una mención especial al ya desaparecido D. Francisco García Gras, ese yeclano que se hizo abaranero de adopción,   y que, con 25 años de estancia aquí ha sido el párroco que más tiempo ha estado en este pueblo destinado”.

Se refirió al promotor de esta iglesia, Don  Juan Sáez, preguntándose “¿cómo un hombre que no era fuerte ni de cuerpo ni de carácter pudo hacer realidad esta empresa? Y yo os voy a dar la respuesta, tan sencilla como profunda: el SAGRARIO. Esta iglesia es fruto del sagrario, de las horas y horas frente al sagrario, a veces noches enteras de rodillas”.

Acabó deseando que “dentro de 25 años todos nos volvamos a ver bajo esta cubierta, frente a este sagrario, conmemorando el 75 aniversario de una parroquia que comenzó siendo un sueño casi imposible y hoy es una gozosa realidad”.

Después intervino el párroco, D. Alberto Guardia  quien dijo que esta iglesia era un edificio muy visitado, que era la casa de todos y que en ella se celebra la fe, siendo lo más importante que todos se sientan parte de ella. Acabó agradeciendo la labor de los colaboradores de la parroquia, pues sin ellos su trabajo no sería eficaz.

Cerró el acto el alcalde quien se mostró muy honrado y satisfecho por esta publicación

 Habló sobre las dificultades del arquitecto para llevar a cabo este proyecto, al que calificó como “reto arquitectónico de estilo singular”. Exaltó los valores de Don Juan Saéz y se refirió a la última reforma del pórtico del templo que ha necesitado de una estrecha colaboración entre la parroquia y el Ayuntamiento. Alabó la importancia que han tenido en la pandemia  la solidaridad y la tolerancia que se alientan con la fe y los valores cristianos.

Publicidad