El cartel sobre los niños de un bar de Cieza que se ha hecho viral en toda España

0
641

Los camareros de los bares lo ven venir. Saben que cuando llegan padres con niños pequeños puede comenzar el descontrol. El bullicio, el correteo y las impertinentes ocurrencias de los menores preocupan a los trabajadores que cumplen con su obligación, en estos casos, con dificultad añadida. Y parece que el primero en dar el golpe en la mesa ha sido Manuel, el dueño del Bar Venus de la localidad murciana de Cieza.

Este hostelero no se ha cortado un pelo y ha colgado un cartel en la puerta de su local que dice así: «Todo aquel niño que esté sin supervisión materna o paterna en este bar pasará a ser propiedad del bar y será vendido como esclavo. Avisados estáis, no queremos malos rollos luego». El tono humorístico y el ingenio del mensaje, que no debe tomarse al pie de la letra, ha hecho que se viralice rápidamente en Twitter.

«Cuando veo que un niño se sube a la ventana del vecino o se mete en el portal con las manos manchadas de aceite después de haber comido, mientras los padres no hacen nada por evitarlo, yo sufro y tengo que saltar» explica Manuel y subraya que su local se sitúa en una calle estrecha y peatonal en la que el sonido se magnifica, por lo que «se puede tener un poco más de respeto hacia los vecinos y hacia el cliente de al lado». Además, recuerda que a pesar de ser una vía solo para viandantes, cerca hay otras calles con tráfico de vehículos y un descuido podría provocar el atropello de algún menor.

Aunque el pasado miércoles alguien le robó el cartel, el dueño del bar ha impreso uno nuevo y lo ha colocado otra vez porque quiere «que la gente se conciencie para que los niños se porten bien». «La terraza del bar no es un parque», insiste.

Desde que un usuario de Twitter compartiera la foto del cartel del Bar Venus, a Manuel le paran por la calle para darle la mano y le llaman por teléfono «hasta de Nueva York». «No puedo ni poner las mesas, ni despachar, estoy un poco estresado», confiesa el hostelero.