Iván Candel Torrano elegido Juez de Paz Sustituto

0
1893

Este pasado jueves, 12 de diciembre, el Pleno del Ayuntamiento de Abarán aprobó por unanimidad nombrar como Juez de Paz Sustituto a Iván Candel Torrano, tras la convocatoria pública sacada por el consistorio para la elección de dicho cargo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 101 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y con el artículo 5 del Reglamento 3/1995, de 7 de junio, de los Jueces de Paz.

Radio Abarán tras esta elección ha realizado una interesante entrevista a este joven a través de la cual podemos conocerlo un poco más.

Iván Candel Torrano, soltero y resistiéndose a llegar a los cuarenta,  es Licenciado en Derecho por la Universidad de Murcia, Colegiado como procurador no ejerciente pero ha estado trabajando como pasante en un despacho de procuradores cerca de la capital, durante año y medio, en el que ha descubierto lo importante, laboriosa e irremplazable labor del procurador tanto dentro como fuera de un juzgado. 

En la actualidad se encuentra preparando examen a Correos, labor que compagina con la asistencia a la Escuela Oficial de Idiomas de Molina de Segura, con sede en Cieza, donde estudia inglés. 

Paralela a toda esta actividad, la mayor parte del año trabaja como temporero en el campo, pues «cuando terminé la licenciatura, el mercado laboral no era muy alentador  y debía buscarme la vida como me fuera posible y una forma rápida de hacerlo, después de valorarlo, fue en el mundo de la agricultura donde he aprendido muchísimo de las personas en general, de la amistad y el compañerismo, entre otras muchas cosas, la verdad he tenido suerte y siempre que lo he necesitado siempre he tenido un hueco donde trabajar con ellos»- apunta, Candel.

Hasta ahora todos sus intentos le han llevado donde está en este momento «pero continuo intentándolo hasta encontrar el sitio en el que poder desarrollarme profesionalmente y personalmente», insiste.

El recién elegido Juez de Paz sustituto, proviene de una familia de agricultores, humilde, sencilla, pero que,  según destaca en esta entrevista para Radio Abarán, «siempre me inculcó el valor del trabajo allá donde tuviera que desempeñarlo (no en vano, durante mis estudios universitarios, he trabajado en el mundo de la hostelería, profesor particular, etc…) y que nadie tuviera que llamarme nunca la atención y de la cual estoy orgulloso de pertenecer». 

Entre sus aficiones están la práctica de algún tipo de actividad física, sobre todo, «si tengo la oportunidad de realizarla al aire libre y siempre cerca de la ribera de nuestro río, es un marco incomparable a pesar de que exista gente que no lo valore como es debido e intente destruirlo. Es increíble la oportunidad que tenemos de adentrarnos en pocos minutos en la naturaleza, y descubrir curiosidades de la fauna y la flora de aquí, pero para poder apreciarlo hay que detenerse y observar». 

Asimismo, desde muy niño tuvo un excesivo interés por la pintura, a la que le dedica el tiempo que puede, y la historia del arte, la filosofía. Le gusta la cocina y la lectura en general, pues asegura que no tiene un género concreto que le guste en especial, de hecho ha leído y lee todo tipo de libros, siempre que le despierten la curiosidad.  «No tengo un interés concreto a la hora de leer cualquier cosa que llegue a mis manos, últimamente le dedico poco tiempo, menos del que debiera, he de confesarlo». 

Pero lo que más le gusta a Iván Candel es dedicar tiempo a la gente que le rodea, conversar con su familia, sus amigos, un buen asiento, una buena manta, un fuego y un chocolate caliente, y una buena película.

Se declara como una persona dinámica. «Siempre he de estar haciendo alguna cosa y pensando la próxima en realizar, tengo curiosidad por aprender cualquier cosa que pueda ser útil (en el futuro estoy barajando la posibilidad de formarme como mediador como una competencia transversal y que puede serme útil tanto a nivel profesional como en la esfera personal), con sentido de la responsabilidad, perseverancia, tenacidad, entusiasta y sobretodo leal con la gente que me rodea y procuro tener disposición para poder llegar a un entendimiento si en un momento determinado es necesario». 

En este encuentro con Radio Abarán, Cadel, destaca que no tolera las injusticias: «valoro mucho la sinceridad, el ser honesto, me  preocupa más la conciencia que la reputación, es algo que creo que hoy en día está sobrevalorado, pues creo que es cuestión de tiempo que la vida te pone a cada uno en su sitio. Y siempre trato de ser generoso lo más que puedo, cosa que he aprendido de mi madre».

Otras señas que lo definen pueden ser el orden y la organización en general. 

«Algunas de mis amistades dicen que rozando la obsesión, sobretodo en casa, pero no lo creo así. Si tuviera que decir otro de mis defectos diría que uno de ellos sería el perfeccionismo o la autoexigencia, yo diría minuciosidad, pero es cierto que  no descanso hasta llegar a hacer las cosas como me las he propuesto».

Para terminar le preguntamos cual fue el motivo por el cual pensó en concurrir en esta convocatoria para cubrir la vacante de Juez de Paz SUSTITUTO.

«Me pareció una oportunidad de conocer la justicia desde otro ámbito, el local, y que podría ser una experiencia positiva para mí, pero ojo, sin crear ninguna falsa expectativa al respecto, siendo realista y tratar de que esta experiencia, llegado el caso de ser propuesto, fuera lo más fructífera posible y, llegado el momento, poder prestar a los ciudadanos de este municipio el servicio de lo que implica la administración de justicia», concluye Iván.