Larga vida al Azá Rock

0
238

El Parque Municipal de Abarán volvió a vibrar por los cuatro costados la noche de este sábado, 5 de octubre, con el mejor ritmo rockero de todos los tiempos en lo que se ha consolidado como el fenómeno musical del año, el festival Azá Rock.

Un evento que estaba previsto llevarse a cabo el pasado 14 de septiembre, como prólogo a las fiestas patronales de la localidad, pero que hubo de aplazarse por el fenómeno meteorológico DANA que azotó a toda la Región de Murcia y, que la organización (la Asociación de Ocio y Tiempo Libre del mismo nombre), decidió no suspenderlo sino aplazarlo para el mes de octubre. Una decisión acertada porque de no haber sido así nos hubiesen privado de poder disfrutar de un gran espectáculo como el vivido desde la noche del sábado a la madrugada del domingo en el recinto de conciertos por excelencia de Abarán.

Y es que en la celebración del 16 cumpleaños de este festival se volvió a confeccionar un cartel de lujo que abrió Iratxo, proyecto musical de Juan Manuel Cifuentes, sevillano afincado en Madrid y con apodo vasco, donde se fusiona el rock, el reggae, el ska, la rumba, el funky con unas letras poéticas en castellano de verso libre que tratan desde temas reivindicativos a temas cotidianos, amor y desamor y que ha recorrido con más de 600 conciertos a sus espaldas toda la geografía nacional y países como Portugal, Francia, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia y México.

La noche pintaba muy bien después de ver y escuchar a este grande de la música y en efecto se confirmaron todas las espectativas con la salida al escenario del segundo grupo anunciado, Whisky Barato, considerada como la banda con el mejor tributo a Fito & Fitipaldis del momento, que repasó durante más de hora y media todos los clásicos del grupo liderado por Fito Cabrales.

Whisky Barato en su actuación en el XVI Festival Azá Rock.

Con casi un millar de almas entregadas y disfrutando del auténtico espectáculo del rock and roll, la despedida a esta decimosexta edición del Azá Rock la puso un conocido de este festival, Pedrá tributo a Extremoduro, un grupo de experimentados músicos de Plasencia (Cáceres), con su gira «10 años en la carretera» con la que volvieron a sembrar el «rock transgresivo» con la fuerza y profesionalidad que caracteriza a la banda.

Visto lo visto cada vez toma mucha más fuerza el slogan de este festival, que no es otro que el de nuestro titular, “Larga vida al Azá Rock”.