Desmantelan un clan familiar dedicado al robo en viviendas y al cultivo y tráfico de droga en Cieza

0
568

La Guardia Civil ha desmantelado un experimentado clan familiar dedicado al robo en viviendas y al cultivo y tráfico de droga, y ha detenido a sus seis integrantes como presuntas autoras de los delitos de robo con fuerza, cultivo y tráfico de droga, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y atentado a agente de la autoridad.

Según fuentes de este cuerpo, en los dos registros, practicados en una casa rural del paraje La Barratera y en un inmueble situado en El Cabezo de la Fuensatilla de Cieza, se han incautado de 51 dosis de cocaína, tres kilos de cogollos de marihuana, 13 dosis de marihuana, 58 plantas de cannabis sativa, dinero en efectivo y material para el cultivo y dosificación de la droga.

Se han recuperado numerosos objetos robados entre los que se encuentran una escopeta de caza y munición, además de herramientas agrícolas y botellas de gas butano.

La investigación se inició el pasado octubre después de que la Guardia Civil tuviera conocimiento de la comisión, de forma continuada, de varios robos con fuerza en casas de campo del término municipal de Cieza.

Las primeras indagaciones permitieron constatar la coincidencia tanto en el modus operandi empleado para cometer los robos, como en el uso de un vehículo que había sido visto en el paraje La Barratera, lugar donde se habían cometido los robos.

La Benemérita estableció una serie de dispositivos periódicos, tanto de vigilancia como de investigación, dirigidos a la identificación de los sospechosos que, al parecer, actuaban de forma coordinada para evitar ser localizados y detenidos.

Estas labores permitieron identificar a dos personas -con un abultado historial delictivo- cuando circulaban por las proximidades del paraje rural afectado por los robos, lo que centró la investigación en conocer su rutina diaria, así como en identificar a otras personas con las que se pudieran relacionar en el ámbito delictivo.

Los investigadores localizaron su domicilio, una vivienda de propiedad bancaria que había sido ocupada por los sospechosos en el Poblado Ascoy de Cieza, cuya vigilancia permitió identificar al resto de miembros del grupo criminal ahora desmantelado.

La vigilancia de estos objetivos permitió a los agentes detectar que, debido a posibles desavenencias vecinales, los sospechosos habían abandonado este inmueble para ocupar, también de forma ilegal, una casa de campo situada en el paraje La Barratera.

Una vez obtenidos los indicios necesarios fue solicitado el correspondiente mandamiento de entrada y registro en esta última ubicación, una vivienda rural que tenía conectado, de forma fraudulenta, el suministro eléctrico y que, además, contaba con cámaras de vídeo-vigilancia en su perímetro.

Además, resultó desmantelado un invernadero destinado al cultivo de cannabis sativa con 58 plantas en pleno rendimiento.

El desarrollo de la investigación permitió constatar que, forma habitual, varios miembros del clan familiar frecuentaban otro inmueble en Cieza que, a la vista de su férrea custodia, podía ser el lugar donde almacenaban objetos robados, así como donde desarrollaban otro tipo de actividad delictiva: la venta al menudeo de sustancias estupefacientes.

A mediados del presente mes y autorizado por el juzgado competente, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Cieza, registraron este local, situado en El Cabezo de la Fuensantilla.

En el interior de la propiedad fueron identificados y detenidos dos de los sospechosos -un varón y una mujer, de 48 y 43 años- como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y elaboración y tráfico de droga.

La mujer, además, fue también detenida por agredir a la fuerza policial en el momento de su detención.

El inmueble, un antiguo local propiedad del Ayuntamiento de Cieza en desuso, también había sido conectado fraudulentamente a la red eléctrica pública por lo que, una vez se finalizó el registro, operarios municipales tapiaron los accesos para evitar su ocupación.

Recientemente, la Guardia Civil ha culminado la investigación con la detención de otras cuatro personas -tres varones y una mujer, con edades comprendidas entre los 32 y los 44 años-, como presuntos miembros de la organización criminal.

Los arrestados -con un abultado historial delictivo-, los objetos recuperados, la droga incautada y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Cieza, quien ha ordenado el ingreso en prisión de uno de los arrestados.