Entrevista en La Verdad a Jerónimo Gómez Montiel, aficionado a la Colombicultura

0
569

El diario La Verdad, publica hoy una interesante entrevista a Jerónimo Gómez Montiel, quien fue presidente y tesorero de la única sociedad de colombicultura que ha habido en Abarán.

Ver la entrevista en La Verdad.

Hablar de palomas en Abarán es hacerlo con Jerónimo Gómez Montiel (Abarán, 1933), su pasión durante más de 70 años. En cuanto a su profesión, ha trabajado toda su vida en una agencia de transportes de su padre y sus tíos, conocidos como ‘Los Carlistas’, y también en un almacén de materiales para la construcción. Con respecto a su pasión, llegó a tener 50 ejemplares y fue presidente y tesorero de la única sociedad de colombicultura existente hasta ahora en Abarán: La Confianza.

-¿Cómo y a qué edad se aficionó a la colombicultura?

-Siempre he tenido en mi casa animales, y me dieron una pareja de palomos de Jardín-Gabachas. Vivía cerca de La Ermita, que era donde soltaban a los palomos, y subía por las tardes a verlos. Un palomista, Jesús Martínez Fernández, ‘El Molío’, me regaló una pareja de las de vuelo, y poco a poco empecé. A los 14 años tenía la licencia oficial hasta ahora, que he cumplido 86.

-¿Qué cualidades debe reunir un buen palomista?

-Ser formal y respetuoso con el deporte e intentar criar un palomo bueno para poder concursar.

-¿Qué cosas no deben faltar en un palomar?

-Sobre todo, limpieza, comida y agua.

-¿Qué palomas son más abundantes en el club?

-Los palomos de la asociación les llamamos deportivos o de ‘pica’, que por su celo son idóneos para este deporte.

-¿Qué se puede hacer para fomentar y promover la colombicultura en el presente y en el futuro?

-Realizar sueltas libres que hacen con palomas voladas o apuntaladas, que sueltas son más fáciles que las de un concurso. Ahí se pueden ir viendo de cerca los palomos que tengan más o menos instinto para dejarlos o quitarlos, y solo así pueden ver los que entren nuevos. Para que puedan aficionarse a los concursos, es mejor que vean sueltas.

-¿Cuál es el nivel de la colombicultura en la Región de Murcia?

-El nivel es bueno porque hay muchas sociedades, muchos socios y muchas palomas, y algunos lo hacen muy bien.

-¿Qué opina del uso de la cebada en la alimentación de las palomas?

-No le echamos nunca cebada porque no la quieren. Las palomas suelen comer maíz y varias semillas como albejones, yeros y lentejas.

-¿Se ha encontrado personas que se hayan acercado a usted por el interés de aprender sus métodos y obtener mejores resultados?

-Si se acerca alguien que quiera ser palomista siempre se le atiende bien, se le suele regalar alguna pareja y algún pichón para que empiece, y se le va informando de lo que ha de hacer sobre la marcha.

-¿Es realmente posible dopar a una paloma con garantía de éxito?

-Yo no sé lo que es eso. El palomo deportivo debe trabajar por celo.

-¿Cuál es el principal caballo de batalla de su sociedad?

-De los 28 socios que somos, siempre hay dos o tres que se lo cargan todo a sus espaldas en el club, y gracias a ellos funcionamos.

-¿Cómo convencería a alguien que tiene muchas palomas de que se está perjudicando?

-Se convence uno solo. Hay que clasificar y dejar lo mejor si es que lo hay.

-¿El suelo de rejilla reduce el contagio de enfermedades en las instalaciones?

-Con el suelo de rejilla es más cómodo para limpiar y los palomos no están pisando los excrementos continuamente, pero lo que menos contamina es la limpieza.