La tradición sigue viva: Las Misas de Gozo vuelven a llenarse de jóvenes

0
684

Este sábado se oficiaba en la parroquia de San Pablo a las 8 de la mañana, la última de las tradicionales MISAS DE GOZO, que sirven de pórtico a la Navidad abaranera.

0865jpg

Unas celebraciones que, por suerte y, gracias al esfuerzo de asociaciones y personas particulares como, Araceli Carrasco, año tras año están alcanzando el auge de tiempos pasados, y es que, tal y como apunta, “No debemos dejar perder nuestras tradiciones”.

Fruto de ello, este sábado y desde que comenzaron las Eucaristías el pasado, 17 de diciembre, la iglesia ha estado todos los días casi llena de personas de distintas edades, sobresaliendo la gente joven que ocupaba los primeros bancos portando panderetas, cascañetas, guitarras y otros instrumentos navideños, para acompañar al coro de las Misas de Gozo en el canto de numerosos villancicos autóctonos que ponen la guinda a estas celebraciones.

La última misa de este ciclo, oficiada por el sacerdote titular de la iglesia de San Pablo, D. José María Hidalgo, contó con la presencia del alcalde de Abarán, José Miguel Manzanares, que estuvo acompañado por la edil de Desarrollo Local y Nuevas Tecnologías, Mónica Honrubia.

Al término de la misa y tras una foto de familia, los asistentes a la misma, precedidos por un grupo de jóvenes músicos de la Agrupación Musical Santa Cecilia, realizaron un pequeño desfile por distintas calles de la localidad entonando los más alegres y típicos villancicos.

Posteriormente todos se acercaron a la Bóveda de la iglesia donde les habían preparado una deliciosa chocolatada con churros.

La tradición de las MISAS DE GOZO en Abarán viene de varios siglos atrás. Empezaban nueve días antes de la Noche Buena. Estas misas simbolizan los nueve meses de gestación previos al Nacimiento del Niño Jesús.  Antiguamente comenzaban a las 6 de la mañana, ahora se hacen a las 7 y media.

Desde la fiesta de la Purísima se ponía a la Virgen en el Altar con una canastilla , y dentro la ropa del Niño Jesús , anunciando su Nacimiento que pronto llegaría.

Al principio se cantaba una Misa Pastoril en latín muy alegre, diferentes a la de las Misas de Gallo.

En esos tiempos el Director del coro de la Iglesia era Don David Templado, con voces como las de Juanita Templado y Mercedes Caballero que nos deleitaban con su calidad artística.