Nota de prensa conjunta de la oposición: ‘Hacer política en Abarán nos cuesta una querella criminal’

0
900

Los grupos de la oposición (PSOE,IU,UYD y CIUDADANOS) han emitido una nota de prensa conjunta sobre la restitución del sueldo del alcalde por auto judicial.

NOTA DE PRENSA:

El alcalde y la gestora local del viejo PP están manipulando y mintiendo a la opinión pública con el tema del sueldo del alcalde. El ventrílocuo del alcalde y secretario general del PP de Murcia, Miguel Ángel Miralles, cada vez que viene o habla de Abarán lo hace para mentir, para insultar a la oposición y para crear un enfrentamiento que nada beneficia a Abarán. A este hombre, los problemas de nuestro pueblo y sus necesidades le preocupan poco.

Para poner en contexto a algunas personas: lo que la oposición aprobó en el pleno en fecha 28/11 era la retirada de sueldos de toda la corporación, de todos los concejales, incluidos los de la oposición, para plantear un nuevo marco de retribuciones más bajos.

En primer lugar, lo hicimos por responsabilidad política, que el PP demuestra no tener, ya que faltaba dinero para pagar las pagas extras de trabajadores del ayuntamiento, hecho constatado por la propia Intervención del consistorio. Y, en segundo lugar, lo hicimos así porque era el procedimiento a seguir.

No cabe en el reglamento aprobar una reforma de los sueldos. El procedimiento a seguir implica retirar todos los sueldos y que, a continuación, el Alcalde proponga una nueva propuesta. Él sabía que su sueldo era innegociable, se lo dijimos en repetidas ocasiones y, a pesar de ello, está gastando recursos públicos para resolver en los juzgados una situación que no existe, para obtener réditos políticos con vistas a la campaña electoral.

Es todo una patraña que el PP ha inventado para victimizar al alcalde, a ver si así consigue ganarse el apoyo de la gente, apoyo que por su actividad política como alcalde no puede conseguir, ya que se ha limitado a dar continuidad a la obras que ya estaban previstas y no ha aportado nada nuevo.

Ahora bien, lo que sí hemos podido comprobar es que la situación económica del Ayuntamiento es cada vez peor.

A pesar de que al alcalde le dijimos que su sueldo se iba a mantener, su soberbia le ha llevado hasta los tribunales, antes que a negociar con la oposición un nuevo acuerdo, denunciando a su propio ayuntamiento y a todo lo que hiciera falta por no aceptar la decisión que el pleno tomó de forma soberana y legítima.

Además, ha sido tan egoísta que ha ido a los tribunales a defender solo su sueldo, ni siquiera se ha preocupado por el sueldo de sus compañeros, que no van a poder seguir cobrando por no traer un nuevo acuerdo.

Ahora el juez parece que ha dictado un auto provisional que permite cobrar solo al alcalde, una decisión meramente cautelar que se ha dictado escuchando solo a una parte, ya que se nos ha estado ocultando toda la información para que el juez no pudiera escuchar nuestra versión.

Cuando el juicio se celebre, esta sentencia puede cambiar.

Desde el primer minuto la oposición ha actuado con el mejor de los propósitos, buscando el diálogo y el consenso para, entre todos, solucionar este problema, pero el alcalde ha decidido mentir a su pueblo y manipular la opinión pública para hacerse la víctima.

Ha decidido poner esto en manos de la justicia y por lo tanto, va a tener que ser un juez quien solucione este problema, porque nosotros vamos a ir hasta el final.

El Alcalde nos interpone una querella criminal

Por todo lo relatado anteriormente, realizado conforme a los procedimientos legalmente establecidos, el PP nos ha llevado, a los nueve concejales de la oposición, a los juzgados en vía penal. La querella, de la que desconocemos los motivos y que no hemos recibido todavía, es contra Isabel, Paco Turro, Carlos, Ignacio, Pablo Fonda, Felipe, Larry, Rosa y Fernando.

Esta es la altura política del alcalde de Abarán. Un Alcalde que no tiene mayoría absoluta y que, en lugar de dialogar y llegar a entendimientos con la oposición por el bien del pueblo, se dedica a denunciar a todo el que le hace un poco de oposición política y defiende ideas diferentes a las suyas.

La situación calamitosa que sufre Abarán requiere de un clima de diálogo, consenso y entendimiento, y no el de enfrentamiento y discordia que está promoviendo el Alcalde, con Miralles moviendo los hilos, lo que nos lleva a una época ya superada en la que hacer política significaba ir a los tribunales.

Lamentamos profundamente que el alcalde tome el camino de la soberbia, antes que el del diálogo; y la denuncia en los juzgados, antes que el debate político.

Abarán no se merece esto.