Otro aspirante trata de tumbar la oposición para elegir al sargento de la Policía Local de Abarán

0
796

La oposición convocada por el Ayuntamiento de Abarán para cubrir la plaza de sargento de la Policía Local está dando más de un quebradero de cabeza. Noticia publicada por La Verdad.

Al recurso que Comisiones Obreras ha presentado contra la prueba por incumplirse el requisito de anonimato, se suma ahora una nueva reclamación esgrimida por uno de los aspirantes. Este candidato denuncia que uno de los tres vocales que componían el tribunal -junto a su presidente y su secretario- mantenía una relación profesional previa con uno de los ocho aspirantes al cargo. El recurrente critica, además, que la constitución del tribunal no fuese paritaria -solo había hombres- y exige que se declare nulo el ejercicio teórico de la prueba.

La concejal de Policía y Seguridad Ciudadana, Alba Gómez, remarcó, a preguntas de ‘La Verdad’, que «el procedimiento sigue abierto y esta semana se estudiarán las alegaciones y el tribunal decidirá».

En el escrito que el aspirante registró en el Ayuntamiento, a finales de la pasada semana, explica que uno de los vocales ejerció, entre 1992 y 2017 -año en que tomó posesión en otro municipio- como cabo de la Policía Local de Calasparra. Un puesto en el que, remarca, coincidió con uno de los ocho aspirantes al puesto de sargento del Cuerpo en Abarán. Una relación, subraya en su recurso, «que le confiere una estrecha relación profesional y de conocida amistad con uno de los aspirantes a este proceso de selección».

El recurrente hace hincapié, en su escrito, en que las bases obligan a los miembros del tribunal a abstenerse en caso de «tener amistad o enemistad manifiesta» con alguno de los candidatos, por lo que exige su recusación para «garantizar un trato igual a todos los aspirantes».

Sin paridad

En este mismo escrito, el agente subraya, además, que el tribunal no cumple con la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres -que exige que la composición de los órganos de selección del personal para la Administración tienda a la paridad entre mujer y hombre- dado que los cinco integrantes del órgano eran varones.

Comisiones Obreras recurrió esta prueba la pasada semana por considerar que se habían quebrantado las bases al no cumplir con el necesario anonimato de los aspirantes. El tribunal pidió a los candidatos que colocasen sus datos en la prueba teórica. En su respuesta a las alegaciones de un agente, recalcó que solo fueron ocho los aspirantes, que el ejercicio se realizó en una sala muy pequeña durante una hora y que «el anonimato de los aspirantes no iba a ser materialmente posible».